Las relaciones de pareja con complejas y muchas veces son bastante complicadas, a veces cuando las cosas se ponen difíciles es bueno reconocer cuando dar fin a una que te pueda llevar infelicidad y problemas mas amplios.

Pero, ¿Qué mecanismo es el que se activa en este tipo de vínculos para que, quien los protagoniza, muchas veces no pueda salir de ellos? ¿Qué es una pareja tóxica?

Por eso acá te traemos 5 claves para reconocer cuando una relación se está volviendo tóxica.

1- Actitudes de control y celosía

El primer elemento es que a uno de los miembros le molesta que su pareja pase tiempo con sus familiares y amigos; controla de forma excesiva sus gastos personales; investiga constantemente sus redes sociales y dispositivos móviles, invadiendo sin permiso la privacidad; planifica la vida de su pareja sin pedirle opinión; la menosprecia e insinúa que es indispensable para su supervivencia; evita que su pareja dé su opinión en reuniones, etc.

2- Falta de respeto y conflictos permanentes

Uno de los miembros influye de mala manera para que su pareja cambie su estilo de vestir; le resta importancia a sus logros, incluso a tus virtudes; minimiza sus problemas; la víctima debe ceder constantemente en cualquier discusión; le hace sentir culpable de sus problemas, incluso cuando no tienen que ver con la relación; habla con tono negativo.

3- Actitudes tóxicas en el ámbito sexual

Si mantienes las relaciones con él o ella a pesar de no tener deseos, sólo para evitar que se enoje.

“La persona dependiente necesita que los otros hagan aquellas cosas que no puede hacer sola puesto que no confía en sí misma ni en su criterio, necesita la opinión y la aprobación para cada paso que da.

Necesita del otro para sentirse bien puesto que se minusvalora y menosprecia a sí misma; tiene baja autoestima, lo que le hace ser capaz de aguantar vejaciones con tal de mantener el vínculo. Y el problema se agrava si se relaciona con una persona tóxica y entonces ambos caerán en las manipulaciones emocionales, el dependiente a través de la tristeza, el enfado y la súplica para llamar la atención y mantener la relación, y la persona tóxica a través del menosprecio para mantener el control”.

4- Mentiras, una detrás de otra

“Si hay muchas mentiras y constantes esto deja precedentes. Puede haber infidelidad de uno de los miembros de la pareja y a la vez, se mantiene desconfianza hacia el otro, control excesivo, generalmente. Las mentiras pueden ser usuales y hay que estar atentos a ellas. A veces, la víctima, tiene que decir también mentiras por miedo, ir mintiendo, y se hace responsable que por eso lo pone nervioso al otro”.

5- Rápida huida ante discusiones complicadas

Especialistas señalan “hay parejas que entran en toxicidad porque vienen de una familia u otras parejas tóxicas, y les resulta como familiar lo tóxico, lugares conocidos y de confort, es la única forma de amor que conocen”.

La ofensa es un clásico en la rápida huida ante discusiones acaloradas, según la psicóloga. “Muchas veces, ante discusiones, uno escapa, se ofende o rompe la pareja. Muchas veces uno de los involucrados emocionalmente no insiste para ‘no tirar de la cuerda y evitar así que se corte’”, ejemplificó.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480