John Hawkins, de PJMedia, recopiló recientemente una colección de 20 citas que explican por qué el capitalismo es superior al socialismo.

Aquí hay publicamos las 6 favoritas:

De Ayn Rand:

 

 

La abundancia de Estados Unidos fue creada no por sacrificios públicos para el «bien común», sino por el genio productivo de hombres libres que persiguieron sus propios intereses personales y la creación de sus propias fortunas privadas. No mataron de hambre al pueblo para pagar la industrialización de Estados Unidos. Dieron al pueblo mejores empleos, salarios más altos y bienes más baratos con cada nueva máquina que inventaron, con cada descubrimiento científico o avance tecnológico y así todo el país avanzaba y sé beneficiaba, no sufría, continuamente en el camino.

De Milton Friedman:

Bueno, en primer lugar, dígame: ¿Hay alguna sociedad que usted conozca que no funcione con la codicia? ¿Crees que Rusia no funciona con avaricia? ¿Crees que China no funciona con avaricia? ¿Qué es la codicia? Por supuesto, ninguno de nosotros es codicioso, sólo lo es el otro. El mundo funciona con individuos que persiguen sus propios intereses. Los grandes logros de la civilización no han surgido de las oficinas gubernamentales. Einstein no construyó su teoría por orden de un burócrata. Henry Ford no revolucionó así la industria del automóvil. En los únicos casos en los que las masas han escapado del tipo de pobreza extrema de la que hablas, los únicos casos en la historia registrada, es donde han tenido capitalismo y en gran medida libre comercio. Si quieres saber dónde las masas están peor, peor, es exactamente en los tipos de sociedades que se apartan de eso. Así que el registro de la historia es absolutamente claro como el cristal, que no hay ninguna forma alternativa hasta ahora descubierta de mejorar la suerte de la gente común que pueda sostener una vela a las actividades productivas que son desencadenadas por el sistema de libre empresa.

De David Horowitz:

 

En la práctica, el socialismo no funcionó. Pero el socialismo nunca podría haber funcionado porque se basa en premisas falsas sobre la psicología humana y la sociedad y en una gran ignorancia de la economía humana. En la vasta biblioteca de la teoría socialista (y en todas las compendiosas obras de Marx), apenas hay un capítulo dedicado a la creación de riqueza a lo que hará que los seres humanos trabajen e innoven, o a lo que hará que sus esfuerzos sean eficientes. El socialismo es un plan de robo moralmente sancionado. Se trata de repartir lo que otros han creado. En consecuencia, las economías socialistas no funcionan; crean pobreza en lugar de riqueza. Esto es un hecho histórico indiscutible ahora, pero eso no ha hecho que la izquierda se lo piense dos veces.

De Ludwig Von Mises:

 

Los defensores del socialismo se llaman a sí mismos progresistas, pero recomiendan un sistema que se caracteriza por la rígida observancia de la rutina y por la resistencia a todo tipo de mejora. Se llaman a sí mismos liberales, pero pretenden abolir la libertad. Se llaman demócratas, pero anhelan la dictadura. Se llaman a sí mismos revolucionarios, pero quieren hacer que el gobierno sea omnipotente. Prometen las bendiciones del Jardín del Edén, pero planean transformar el mundo en una gigantesca oficina de correos. Todos los hombres, excepto uno, son empleados subordinados en una oficina. ¡Qué utopía tan seductora! ¡Qué noble causa por la que luchar!

De Winston Churchill:

 

El vicio inherente al capitalismo es el reparto desigual de las bendiciones; la virtud inherente al socialismo es el reparto igualitario de las miserias.

Cita extra de Mark J. Perry:

 

Como hemos aprendido de innumerables ejemplos a lo largo de la historia, incluyendo ahora Venezuela, la principal diferencia entre el capitalismo y el socialismo es ésta: el capitalismo funciona.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480