Ya son varios indicadores que anticipan que los Estados Unidos se dirige a una recesión, Deutsche Bank desde principio de mes había señalado que se trataba de una recesión “leve” pero en la última nota del banco para los clientes ha subido el tono señalando que se trata de una “recesión importante”.

En su última nota los economistas del banco advierten que se trata de una desaceleración más severa dentro de los próximos dos años, causada por la búsqueda de la Reserva Federal (Fed) para abordar la inflación que no sede y que pretende controlar con una serie de aumentos en las tasas de interés.

Tendremos una gran recesión, pero nuestra opinión firme es que cuanto antes y más agresivamente actúe la Fed, menor será el daño a largo plazo para la economía”, escribieron los analistas en el informe financiero “¿Por qué la recesión que se avecina será peor de lo esperado?”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El análisis señala que aunque la inflación podría estar tocando techo, tomará bastante tiempo antes de que vuelva a bajar al objetivo de la Fed, que es del 2%, lo que se traduce en que el banco central subirá las tasas de interés agresivamente en detrimento la economía.

“Consideramos que… es muy probable que la Fed tenga que pisar el freno con más firmeza, y que será necesaria una profunda recesión para poner a raya a la inflación“, anotaron los economistas.

A principios de mes Deutsche Bank había anticipado una recesión “suave”, pero su diagnóstico empeoró a medida que se confirma que la Fed aumentará las tasas drásticamente.

La información de Deutsche Bank se da a conocer luego de que el la Oficina de Análisis Económico (BEA) dio a conocer este jueves que el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos disminuyó a una tasa anual del 1.4% en el primer trimestre de 2022, luego de que en cuarto trimestre 2021 aumentara el 6.9%.

La disminución del PIB reflejó disminuciones en la inversión en inventarios privados, las exportaciones, el gasto del gobierno federal y el gasto de los gobiernos estatales y locales.

Bank of America (BofA) y Goldman Sachs también han tocado el tema de la probabilidad de que ocurra una recesión en los próximos dos años en los Estados Unidos.

En la semana Ken Hoexter, director gerente de investigación de camiones de BofA, señaló que los transportistas están viendo una demanda de camiones que se debilita rápidamente, pues ha caído por cuarto mes consecutivo a su nivel más bajo desde junio de 2020.

Anualmente, el indicador se ha desplomado un 23%, lo que quiere decir que “(está) cerca del nivel de recesión del transporte de mercancías”, advirtió el analista, quien asegura que el transporte carretero es un indicador bastante certero que deja ver cómo está la economía de los Estados Unidos y por eso se lo considera un referente fiable, porque cuando la gente compra menos productos, las empresas envían menos y la actividad empresarial se ralentiza

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480