La red de blockchain cambió completamente la manera por la cual se procesan las transacciones entre usuarios y se generan nuevas criptomonedas. El consumo de energía disminuirá en un 99% y desaparece el minado de Ethers.

Como esperaban los mercados y tal y como estaba estipulado, el protocolo blockchain de Ethereum dispuso de la actualización de software más importante de su historia. La reforma, apodada “The Merge” cambia por completo la manera en la cual se agregan Ethers a la economía, se realizan las transacciones sobre los critpoactivos en esta red, así como también la creación de aplicaciones, operaciones contables y contratos inteligentes, entre otros usos.

El cambio es de suma importancia porque opera sobre la red de blockchain que genera la segunda criptomoneda con mayor capitalización en el mundo, Ether, solo por detrás del Bitcoin (su principal competencia en el mercado).

Hasta ahora, para realizar operaciones sobre la red de blockchain Ethereum era necesario la interacción de nodos distribuidos, que garantizaban la seguridad, el registro y la certificación de cada transacción a través de un sistema basado en complejos ejercicios matemáticos, un proceso que requería una gran cantidad de energía y poder computacional, y era conocido como la “minería”.

Este sistema, conocido como “proof of work” permitía principalmente generar nuevos Ethers, ya que los “mineros” eran recompensados con una criptomoneda por su trabajo en el proceso. El algoritmo que rige estos ejercicios matemáticos se va haciendo más complejo con cada minado, lo que permite que la oferta nunca supere la demanda y por lo tanto no existe la inflación en estas monedas.

De esta manera trabaja Bitcoin, pero Ethereum decidió hace ya un tiempo que abandonaría este sistema para imponer uno más eficiente en cuanto a energía y asignación de recursos. A partir de “The Merge”, las transacciones serán garantizadas por validadores, y ya no será necesario resolver estos ejercicios matemáticos para “minar” Ethers.

Por el contrario, para generar nuevos tokens, el “minero” deberá inmovilizar cierta cantidad de dinero, algo que se conoce como “stakear“, y después de un tiempo determinado recuperará no solo la cantidad inmovilizada, si no que también recibirá un Ether adicional. El nuevo sistema se conoce como “proof of stake”.

Esto permitirá reducir en un 99,9% el consumo de energía respecto al sistema anterior, además de generar un entorno más seguro. También se fomenta la descentralización del sistema y el afianzamiento de los derechos de propiedad para los usuarios.

El anticipo de “The Merge” había generado una fuerte demanda de la criptomoneda, y durante los meses previos, Ether acumuló una alza del 50% solamente desde el mes de junio, mientras que en el mismo período el Bitcoin acumuló una caída cercana al 40%.

Pero lo que tal vez más rápido se vio en precios fue la caída de los precios de las placas de video, ya que para la “minería” de Ethers se debían utilizar estas tarjetas gráficas para resolver los algoritmos.

Hace ya unos años que las placas de video habían sufrido una suba de sus precios sin precedentes. Generalmente se utilizan para correr programas de edición o videojuegos, ya que otorgan un poder de computación enorme. Pero desde que se convirtió en una operación rentable minar criptomonedas, millones de personas en todo el mundo empezaron a demandar placas de video para minar, entre otras cosas, Ether.

La capitalización de Ethereum representa una enorme proporción dentro del mercado, incluso aunque el Bitcoin continúe con el esquema transaccional anterior. En consecuencia, el precio relativo de las placas de video se desplomó en los mercados. Solamente en lo que va del 2022, los precios de las GPU más importantes en el mercado enfrentaron una caída de hasta el 50%.

Fuente: La Derecha Diario

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480