El Presidente español Pedro Sánchez ha decidido esta semana implementar nuevas medidas para reducir el gasto energético en su país. El gobierno mantiene firme el decreto de ahorro energético, pero el PP no está de acuerdo con él.

Las medidas del decreto incluyen: apagar los escaparates a las 22 horas, limitar a 27 grados el aire acondicionado en verano y a 19 el de la calefacción dentro de cines, edificios de carácter público, comercios, almacenes, con algunas excepciones para lugares que necesiten sostener ciertas condiciones ambientales específicas, como por ejemplo supermercados y frigoríficos.

En base a esto reaccionó Ayuso y pidió la remoción de este decreto, lo cual Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, le negó. Recurrirá ahora la madrileña al Tribunal Constitucional luego de informar que “Madrid no se apaga”.  Por su parte, Sánchez adjudicó la culpa de la situación energética a la guerra en Ucrania y pidió solidaridad y unión a la oposición para afrontar las nuevas medidas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480