Hebe de Bonafini, la histórica presidenta de la asociación argentina Madres de Plaza de Mayo formada durante la dictadura (1976-1983) para conocer el destino de sus hijos y otros detenidos desaparecidos por el régimen militar, falleció este domingo a los 93 años, confirmó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Perfil controversial

Con dos hijos y su nuera desaparecidos durante la dictadura, Bonafini fue una de las fundadoras del mítico grupo de madres que en 1977 comenzó a reunirse en la Plaza de Mayo, frente a la casa de gobierno en Buenos Aires, para reclamar información sobre el paradero de sus hijos.

Con los meses comenzaron a identificarse con un pañuelo blanco en la cabeza, el cual pronto se convirtió en un símbolo unívoco de la organización. Su lucha continuó en democracia, con manifestaciones y actos que siguieron reclamando verdad y justicia.

No obstante, Bonafini cultivó un perfil controversial al volverse una radical militante del kirchnerismo (izquierda) y férrea defensora del matrimonio presidencial de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015).

En 2017, fue procesada por presunto desvío de fondos públicos en un plan de construcción de viviendas sociales entre 2005 y 2011. La activista consideró el hecho una «maniobra» en su contra del gobierno centroderechista de Mauricio Macri (2015-2019), a quien catalogaba como su «enemigo».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480