En Irlanda, un grupo de médicos extrajo 50 pilas del intestino y estómago de una mujer de 66 años luego de que ella se las tragara en un aparente acto de “autolesión deliberada”.

Según un informe publicado en Irish Medical Journal, la mujer fue trasladada al Hospital Universitario de St. Vincent, en Dublín, después de ingerir un “número desconocido” de baterías cilíndricas doble AA.

Tras una radiografía, se supo que en su interior había un gran número de pilas, ninguna parecía estar obstruyendo su tracto gastrointestinal, los médicos decidieron observar a la paciente para ver si podía hacer pasar las baterías a través del tracto gastrointestinal por su cuenta.

Durante una semana, logró pasar eliminar de su organismo de manera natural cinco pilas AA, pero las radiografías tomadas durante los siguientes días mostraron que el resto no podía seguir avanzando. En ese momento, la paciente presentaba un fuerte dolor abdominal.

La mujer fue sometida a una laparotomía, una cirugía abierta del abdomen en la que los cirujanos descubrieron que el estómago se había distendido y estirado hacia el área del hueso púbico por el peso de las baterías.

Tras ello, realizaron un pequeño orificio en el estómago y extrajeron 46 baterías. Cuatro adicionales, atascadas en el colon, fueron “ordeñadas” en el recto y extraídas por el ano. Esto elevó el número total de baterías ingeridas a 55.

“Hasta donde sabemos, este caso representa la mayor cantidad reportada de baterías ingeridas en un solo momento”, escribieron los médicos sobre la paciente que se recuperó “sin incidentes”.

Es común que niños pequeños ingieran de manera accidental pilas pequeñas pero no en adultos mayores ya que podrían provocar emergencias quirúrgicas agudas.

“La ingestión deliberada de múltiples pilas AA grandes como forma de autolesión deliberada es una presentación inusual”, expresaron los especialistas.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480