Luego de la evidente derrota que han sufrido las tropas rusas en la región de Kherson al sureste de Ucrania, tras la contraofensiva que emprendió el presidente ucraniano Volodimir Zelensky, en la que logró recuperar gran parte del territorio invadido por los rusos. Ahora los invasores han huido de la ciudad abandonado las instalaciones del edificio administravo regional.

En imágenes que han sido publicadas en redes sociales, se pueden observar las oficinas completamente vacías, con algunas cosas guaradadas en cajas, lo que evidencia una huida planificada por parte de las tropas invasoras rusas.

Los comandantes rusos huyeron de la ciudad que habían capturado durante los primeros días de la invasión, dejando a los reclutas “desmoralizados y sin líderes” para hacer frente al avance ucraniano. Los analistas prevén una victoria de los defensores para finales de año, de acuerdo a información obtenida por The Times.

Las oficinas vacías del edificio de la admistración regional de Kherson Las oficinas vacías del edificio de la admistración regional de Kherson

Kherson es la última ciudad ocupada por Rusia en la orilla occidental del Dnipro, el río que divide a Ucrania. Funcionarios occidentales afirmaron que sería “imposible” para Putin mantener una presencia militar al otro lado del río si Kherson cayera.

La toma de la ciudad fue la primera gran victoria rusa tras la invasión de febrero, cuando las tropas irrumpieron desde Crimea en un rápido avance.

Varias personas evacuadas de la zona bajo control ruso de la región ucraniana de Kherson bajan de un autobús en la estación de tren de Dzhankoi, CrimeaVarias personas evacuadas de la zona bajo control ruso de la región ucraniana de Kherson bajan de un autobús en la estación de tren de Dzhankoi, Crimea

Sin embargo, con la llegada del invierno boreal, los generales rusos parecen haber decidido abandonar su posición en la orilla occidental del Dnipro y concentrarse en fortificar sus puestos en la orilla oriental.

“Han decidido que no vale la pena luchar por Kherson, pero esa barrera defensiva natural del río es muy valiosa para ellos”, declaró un oficial occidental a The Times.

Las autoridades prorrusas de la región ucraniana de Kherson, afirmaron este sábado que la evacuación de la zona continúa y reconocieron que “es difícil” para los lugareños abandonar sus tierras.

“Muchas veces es muy difícil para la gente, porque tienen que abandonar sus casas, sus vidas”, admitió el vicegobernador prorruso, Kiril Stremoúsov.

Habitaciones vacías del edificio admnistrativo regional de Kherson, tras la huida de los rusos Habitaciones vacías del edificio admnistrativo regional de Kherson, tras la huida de los rusos

El funcionario dijo en Telegram que las autoridades tratan de convencer a los habitantes de Kherson de la necesidad de dar ese paso a fin de no poner en riesgo su seguridad.

“A la gente le cuesta aceptar la nueva realidad, pero tratamos de convencerlos. Les aseguramos que todo esto es temporal y es por su propio bien, es para salvar vidas”, recalcó.

Las tropas rusas están tratando de localizar a civiles que se niegan a evacuar la región ucraniana de Kherson, de la que el Ejército del Kremlin se está retirando ante el avance de los soldados ucranianos, según Kiev.

Así lo informó el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania en su último parte de guerra publicado este sábado en su cuenta de Facebook.

A pesar de que Rusia considera ya esas zonas territorio de sus país, las tropas ucranianas siguen avanzando en Kherson y han llegado hasta su capital, mientras los ocupantes rusos, según Kiev, se están retirando de sus puestos.

“En Kherson, las tropas rusas están buscando a los residentes locales que se niegan a evacuar el territorio controlado temporalmente por los invasores rusos”, precisa en su mensaje el Estado Mayor Ucraniano.

“La ciudad está siendo saqueada, las infraestructuras están siendo destruidas”, según el Estado Mayor, que añade que “el enemigo está tratando de mantener los territorios capturados temporalmente, concentrando sus esfuerzos en intentar interrumpir las acciones de las Fuerzas de Defensa” ucranianas.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, llamó ayer a evacuar a los civiles de Kherson ante la contraofensiva ucraniana, mientras Kiev y Occidente intentan descifrar si se prepara una retirada de las tropas o se trata de una emboscada para las fuerzas ucranianas.

El presidente ruso Vladimir Putin El presidente ruso Vladimir Putin

“Por supuesto, los que viven en Jersón deben ser sacados de la zona de las acciones más peligrosas, porque la población civil no debe sufrir bombardeos, ofensivas, contraofensivas y otras medidas relacionadas con operaciones militares”, señaló el jefe del Kremlin.

El propio Stremoúsov volvió a pedir este viernes a los habitantes de Jersón que se trasladen a otras zonas seguras ya que “pronto es posible un bombardeo masivo de la capital regional”.

Éste llegó a anunciar incluso un toque de queda las 24 horas del día en la ciudad, pero después rectificó y dijo que “no hay restricciones para los residentes” más allá del toque de queda de siete horas por la noche.

Las autoridades impuestas por Rusia en Kherson ordenaron en octubre la evacuación en la región de unos 80.000 ciudadanos de la ribera derecha a la orilla izquierda del río Dniéper ante el acercamiento de las fuerzas rusas y hace dos semanas incluyeron a la capital provincial.

Esta semana extendieron la medida también a la margen izquierda del Dniéper para sacar de allí a hasta 70.000 personas.

Según el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania, las tropas rusas están tratando estos días de localizar a civiles que se niegan a abandonar Kherson.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480