El ministro de Economía, Sergio Massa, cuestionó fuertemente este domingo a su antecesor en el cargo, Martín Guzmán, por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y por la herencia que dejó en el Palacio de Hacienda, al asegurar que su salida se generó por un resultado de su gestión «muy dañino en términos políticos y económicos para la Argentina». Guzmán rompió el silencio este viernes y apuntó contra la gestión que dejó de integrar en julio.

Massa relató que al asumir la conducción del Ministerio se topó con «reservas netas negativas, 12.4 puntos de déficit fiscal, sin posibilidad de hacer frente en caja a la mayoría de las obligaciones del estado».

En declaraciones a radio Futurock, consideró que «lo que generó la salida del ministro fue centralmente la imposibilidad de seguir llevando adelante un conjunto de decisiones económicas y un resultado que fue muy dañino en términos políticos y económicos para la Argentina: un 7.5% de inflación».

«Creo que es un momento de cada uno de los que integramos el Frente de Todos, de ser responsables y cumplir nuestro rol de la mejor manera», añadió.

Diferenciándose de la decisión de Guzmán de salir a hablar señaló que «si el Gobierno tuvo que levantar una cuesta, lo mejor es mantenerte en silencio y colaborar de la mejor manera. No entrar en la disputa política y la disputa pública».

Reapareció Martín Guzmán y no perdonó a Cristina Kirchner: ¿de qué la acusa?

El Frente de Todos salió con los tapones de punta a responderle a Martín Guzmán
Al referirse al acuerdo con el FMI y cómo Guzmán llevó adelante la negociación, Massa indicó que «el ex ministro nunca planteó hasta el momento del anuncio que había un programa que se dividía en un programa de stand by y EFF».

«No hubo flujo de información, no hubo ida y vuelta que permitía analizar o colaborar el mejor acuerdo posible para la Argentina.
Hubo un manejo a discreción que generó que el ministro terminara plateando de un día para el otro cómo iba a ser el acuerdo», precisó.

En esa línea, recordó el momento en el que el acuerdo pasó al Parlamento para ser aprobado expresando que «cuando llega el acuerdo al Congreso, el exministro plantea que si no se acordaba como él decía se caía el acuerdo» y al averiguar por su parte, reveló: «Tuve una reunión en zoom con el equipo técnico del FMI y les pregunté si era así, y me dijeron que no, que en la medida que aprobara el acuerdo el Congreso, era importante».

Asimismo, precisó: «Hasta que el acuerdo no llegó al Congreso, yo no tenía mayor nivel de información». En relación a su apoyo público al acuerdo en aquel momento señaló: «Cuando uno es parte de un gobierno tiene responsabilidad institucional, tenía que darle la herramienta al Gobierno que el Gobierno necesitaba».

ALBERTO FERNÁNDEZ Y MARTÍN GUZMÁN.
La reaparición de Martín Guzmán
El exministro habló este viernes en una entrevista con NeuraMedia, donde fue muy crítico con el acuerdo con el FMI.

«Hay un balde de mierda y otro balde de mierda, y el ministro tiene que meter la mano en uno de los baldes de mierda y eso es lo que hay. Le debíamos 45.000 millones de dólares al FMI. ¿Cuáles eran las alternativas? O llegar a un acuerdo para refinanciar, o hacer el default», graficó.

Señaló que Máximo «pedía un acuerdo a 40 años con el FMI, es algo que no es posible. Ahora la vicepresidenta, que es su madre, le da poder a alguien que no puede ejercerlo de forma responsable».

Guzmán volvió a dar declaraciones públicas luego de haber renunciado a su cargo el 2 de julio último.

«Si el FMI nos hubiese puesto en un lugar como era el del gobierno anterior, la verdad es que hubiese preferido el no acuerdo. El default era ajuste. En el Congreso, La Cámpora votó un ajuste. Entre el default y el acuerdo, un acuerdo que si lo hubiese conducido Cristina Kirchner hubiese llenado la Plaza de Mayo con pancartas diciendo: ´Le torcimos el brazo al FMI´. Un acuerdo que no tiene precedentes en la historia», enfatizó.

Guzmán dijo que se enteró de la renuncia de Máximo Kirchner en el Congreso cuando vio la carta. «Me enteré de que una parte de nuestro propio frente votaba en contra del acuerdo del FMI cuando eso ocurrió», señaló.

Dijo que ese episodio «afectó a la Argentina, no a mí. Impacta en las expectativas, en la estabilidad política, en la capacidad de gestionar. Estuvimos un semestre gestionando un programa que la líder del frente no apoyó».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480