En un movimiento que podría cambiar el cuso de la guerra, el ejército ruso se ha visto forzado a replegarse en el este de Ucrania, ante una de las mayores contraofensivas lanzadas por Kiev. Moscú ha perdido el control de ciudades como Balekleya y Kupiansk, pero sobre todo de Izium, un estratégico enclave logístico. De acuerdo con expertos, se trataría de uno d los mayores avances del ejército ucraniano en meses.

«En los últimos días, más de mil kilómetros cuadrados de territorio ucraniano han sido liberados de los ocupantes. En algunas direcciones, unidades de las Fuerzas de Defensa se incrustaron en las defensas enemigas hasta una profundidad de 50 kilómetros», informó este sábado el mando ucraniano en su parte de guerra.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, informó en su discurso de la noche de este viernes de que el ejército liberó y tomó el control de más de 30 localidades en la región de Járkov.

«En parte de los pueblos de la región continúan las acciones para controlar y asegurar el territorio, estamos tomando gradualmente el control de nuevas localidades», añadió.

Rápido avance

Según el estadounidense Instituto de Estudios de la Guerra (ISW), «es probable que las fuerzas ucranianas estén limpiando los focos de fuerzas rusas desorganizadas que quedaron atrapadas por el rápido avance ucraniano hacia Kupiansk, Izyum y el río Oskil, dada la cantidad de imágenes de prisioneros rusos en las últimas 48 horas».

El ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, expresó su esperanza de que «con unos cuantos éxitos más en el frente, puede que no grandes, pero victoriosos, las tropas rusas se darán a la fuga y lo harán porque actualmente destruimos sus cadenas logísticas».

El director del OIEA, Rafael Grossi (en el centro, con casco blanco), durante la visita de una misión del organismo a la central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania.

Moscú habla de «redespliegue»

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso ha informado del «redespliegue» de las tropas que estaban hasta ahora en las localidades de Balekleya y de Izium ante lo que desde Kiev aseguran que se trata de un contraataque.

El portavoz oficial del Ministerio, el teniente general Igor Konashenkov, ha explicado que se trata de una iniciativa para reforzar la región de Donetsk, según recoge la agencia de noticias rusa TASS.

«Se ha tomado la decisión de reagrupar a las tropas rusas destinadas en las regiones de Balakleya e Izium para mejorar las acciones en dirección a Donetsk y así lograr los objetivos declarados de la operación militar especial para liberar el Donbás», ha apuntado Konashenkov, citado por TASS.

Además, el Ministerio de Defensa ruso ha publicado un vídeo en el que se puede ver un convoy militar con vehículos BTR-82A y artillería D-20. En las imágenes se pueden ver los símbolos ya conocidos en los veículos con las letras Z y V, así como el nuevo símbolo ruso, un círculo dentro de un triángulo.

Control en Járkov

Este mismo sábado, las Fuerzas Armadas de Ucrania han informado este sábado de la toma de la localidad de Kupiansk, en la región de Járkov, hasta ahora controlada por las fuerzas rusas, a las puertas de Izium. También estarían cerca de Lisichansk.

Kupiansk es un punto clave de la vía de abastecimiento logístico rusa desde territorio ruso hasta la ciudad de Izium, destacan analistas citados por la prensa ucraniana.

«¡Efectivos de las fuerzas especiales del Servicio de Seguridad Central A del servicio secreto ucraniano (SBU) en Kupiansk, que fue y siempre será ucraniano!», ha publicado el SBU en su cuenta oficial en Telegram.

«¡Liberaremos nuestra tierra hasta el último centímetro! ¡Vamos más allá! ¡Gloria a Ucrania!», prosigue el texto, recogido por la prensa ucraniana.

Además se han publicado fotografías de militares de la 92ª Brigada Mecanizada de las Fuerzas Armadas ucranianas posando con una bandera del país supuestamente en Kupiansk.

Este avance se enmarca en la ofensiva lanzada por las fuerzas ucranianas el pasado 29 de agosto en las regiones de Jersón y Járkov que les ha permitido recuperar 30 localidades de Járkov.

Putin guarda silencio

La Presidencia rusa ha guardado un silencio sepulcral al respecto: este sábado el presidente ruso, Vladímir Putin, votó en las elecciones municipales y regionales que se celebran en Rusia y participó en la primera jornada de festejos por el 875 aniversario de Moscú, sin dedicar una sola palabra al asunto.

«El Kremlin se niega a abordar públicamente los éxitos de Ucrania en la región de Járkov, pero la contraofensiva probablemente obligase al presidente ruso, Vladímir Putin, a convocar una reunión con altos funcionarios políticos y de seguridad rusos», constató el ISW.

Según el centro estadounidense, la Presidencia rusa «no ha informado sobre los temas abordados por el consejo de seguridad» y citó la negativa del portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a comentar la situación en torno a Balakliya.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480