A las 12.00 del mediodía, hora de Moscú (10.00 en la Península) ha comenzado la tregua navideña de 36 horas decretada por el presidente ruso Vladímir Putin. La decisión, que, según informaba el Kremlin, afecta a todos los frentes de la guerra, era anunciada este jueves en respuesta al llamamiento del patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kiril, de establecer una tregua de Navidad, que los creyentes ortodoxos celebran el 7 de enero.

Moscú culpa a sus soldados del mayor ataque ucraniano contra fuerzas rusas por usar sus móviles

Las hostilidades, sin embargo, no han cesado en territorio ucraniano a pesar de la entrada en vigor de la tregua. El Ministerio de Defensa de Rusia ha declarado este viernes que sus tropas se limitan solo a responder a los ataques ucranianos, que según Moscú se han producido en la región de Zaporiyia, al sur de Ucrania, y en la de Lugansk.

Este viernes, la administración estadounidense anunciaba un nuevo paquete de ayuda militar para Ucrania de más de 3.000 millones de dólares, el mayor que ha concedido a Kiev hasta la fecha

Llamamiento a la tregua

“Teniendo en cuenta el llamamiento de Su Santidad el Patriarca Kiril, ordeno al ministro de Defensa de la Federación Rusa que introduzca un régimen de alto el fuego a lo largo de toda la línea de contacto de las partes en Ucrania desde las 12:00 horas del 6 de enero de 2023 hasta las 24.00 horas del 7 de enero de 2023”, afirmaba Putin en un comunicado. El texto incluía también un llamamiento a la parte ucraniana a frenar las hostilidades en el mismo periodo para “permitir a los ciudadanos que profesan la ortodoxia para poder asistir a los servicios religiosos de Nochebuena, así como el día de Navidad”.

El principal asesor del presidente ucraniano, Mijailo Podoliak, no tardaba en responder al anuncio tildando la decisión del Kremlin de “hipocresía”. “Rusia debe abandonar los territorios ocupados, solo entonces tendrá una ‘tregua temporal’. Guardaos la hipocresía”, escribía en Twitter. “Primero, Ucrania no ataca territorio extranjero y no mata a civiles como hacen las fuerzas rusas. Ucrania solo destruye a miembros del ejército de ocupación en su territorio. Segundo, Rusia debe abandonar los territorios ocupados, solo entonces tendrá una ‘tregua temporal’”, ha añadido.

La decisión de Putin se enmarca en un llamamiento realizado horas antes por el patriarca ortodoxo ruso Kiril a establecer “un alto el fuego a todas las partes involucradas” en lo que calificaba de “conflicto intestino”. La petición ya había sido criticada por las autoridades ucranianas. El propio Podoliak la calificó de “trampa cínica y elemento de propaganda”.

Desde el comienzo de la guerra el pasado 24 de febrero, el líder de la Iglesia ortodoxa rusa, sancionado por el Parlamento Europeo, ha negado la invasión a Ucrania y se ha desmarcado de la vía diplomática abierta por el Papa para buscar un alto el fuego. Además, Zelenski había propuesto en diciembre que las tropas rusas se retiraran antes del 25, día de Navidad, una petición que Rusia había rechazado.

Según el comunicado de Putin, no parece que el alto al fuego de Rusia esté condicionado a que Ucrania también lo haga. Tampoco queda claro si la hostilidades se detendrán en la línea de frente, de unos 1.100 kilómetros, según la agencia AP. Desde que comenzó la guerra hace más de 10 meses, Putin ha ordenado treguas limitadas y locales para permitir evacuaciones de civiles u otros fines humanitarios, no siempre respetadas, pero esta es la primera vez que ordena un alto el fuego en toda Ucrania.

“Es peligroso subestimar a Rusia”

Este jueves, en una llamada telefónica con el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, Putin dijo que Rusia estaba “abierta a un diálogo serio” cuando Kiev “reconozca la nueva realidad territorial”. “Vladímir Putin reafirmó la apertura de Rusia a un diálogo serio, siempre y cuando las autoridades [de Kiev] cumplan los requisitos conocidos y reiteradamente expresados y tengan en cuenta las nuevas realidades territoriales”, informó el Kremlin en un comunicado.

En septiembre, Putin declaró la anexión de cuatro áreas ocupadas del este y el sur de Ucrania, Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón, tras organizar pseudorreferéndums ampliamente denunciados como ilegítimos y falsos.

El presidente turco también habló este jueves con su homólogo ucraniano antes del anuncio de Putin sobre cooperación en materia de seguridad entre los dos países y cuestiones de seguridad nuclear, en particular la situación en la central nuclear de Zaporiyia. “Allí no debe haber invasores”, dijo Zelenski en su canal de Telegram. “También hablamos sobre el intercambio de prisioneros de guerra con mediación turca, el desarrollo del acuerdo sobre cereales. Apreciamos la voluntad de Turquía de participar en la aplicación de nuestra Fórmula de Paz”, añadió el presidente.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo este jueves que “no tenían indicios de que el presidente Putin haya cambiado sus planes y objetivos en Ucrania”. Stoltenberg añadió que “es peligroso subestimar a Rusia”, señalando su “gran disposición para tolerar pérdidas y sufrimiento”. En opinión del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el mandatario ruso “está intentando encontrar algo de oxígeno”. “Soy reticente a responder a nada de lo que dice Putin. Me pareció interesante. Estaba dispuesto a bombardear hospitales, guarderías e iglesias el 25 [de diciembre] y Año Nuevo”, ha dicho.

El mayor paquete de ayuda militar de EEUU, 3.000 millones de dólares

Este viernes, la administración estadounidense anunciaba un nuevo paquete de ayuda militar para Ucrania de más de 3.000 millones de dólares, el mayor que ha concedido a Kiev hasta la fecha, que incluye carros blindados de fabricación estadounidense.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, anunció esta asistencia en una rueda de prensa en la que confirmó que el paquete contendrá carros blindados, en concreto vehículos de combate de infantería Bradley.

Asimismo, EE.UU. enviará al país europeo minas terrestres antivehículos, municiones, misiles de tipo tierra-aire y cañones Howitzer, entre otros

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, comunicó el jueves al presidente ucraniano que España continuará enviando material y dando formación a las tropas del país. “Acabo de hablar con Zelenski a quien he reiterado el total apoyo de España hasta que se alcance la paz”, escribió en Twitter.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480