El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, visitó este lunes la ciudad de Kherson, capital de esta región homónima del sur ucraniano, e izó la bandera del país en una ceremonia en el centro de la urbe, liberada recientemente de la ocupación militar rusa.

Se trata de la primera visita del mandatario ucraniano a esta ciudad, una de las principales de Ucrania y que fue la única capital regional que los rusos lograron controlar militarmente en los casi nueve meses desde que Rusia invadió este país.

El mandatario ucraniano llegó acompañado por varios altos funcionarios y militares, entre ellos Andrii Yermak, el jefe de la oficina presidencial, y Kyrylo Tymoshenko, subjefe de esa misma institución, además de varios ministros.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky participa en la ceremonia de colocación de la bandera durante su visita a la ciudad recién liberada de Kherson. (HANDOUT / UKRAINIAN PRESIDENTIAL PRESS SERVICE / AFP).
El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky participa en la ceremonia de colocación de la bandera durante su visita a la ciudad recién liberada de Kherson. (HANDOUT / UKRAINIAN PRESIDENTIAL PRESS SERVICE / AFP).

Un día después, la Oficina del Presidente ucraniano informó de que el jefe de la administración militar regional de Jersón, Yaroslav Yanushevych, los empleados de la Policía Nacional y el Servicio de Seguridad de Ucrania ya habían comenzado a trabajar en la urbe y en las otras zonas de la región que también habían sido liberadas.

Yermak publicó en su cuenta de Twitter imágenes de la ceremonia del izado de bandera en la plaza central de Kherson, donde se encuentran los edificios administrativos de la ciudad, hasta hace dos días en manos del Ejército ruso.

Tras ser interpretado el himno del país y ante un emocionado Zelensky, uno de los soldados asistentes al acto izó la bandera nacional ucraniana.

Zelensky anunció el pasado 11 de noviembre que la ciudad de Kherson volvía a estar bajo el control de Ucrania, después de que las tropas rusas decidieran retirarse al otro lado del río Dniéper, que actúa como frontera natural entre el norte y el sur de la región.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky visita la ciudad recuperada de Kherson, Ucrania, el 14 de noviembre de 2022. (EFE/EPA/OLEG PETRASYUK).
El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky visita la ciudad recuperada de Kherson, Ucrania, el 14 de noviembre de 2022. (EFE/EPA/OLEG PETRASYUK).
El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, habla con la prensa durante una visita a la ciudad recuperada de Kherson, Ucrania, el 14 de noviembre de 2022. (EFE/EPA/OLEG PETRASYUK).
El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, habla con la prensa durante una visita a la ciudad recuperada de Kherson, Ucrania, el 14 de noviembre de 2022. (EFE/EPA/OLEG PETRASYUK).

Un día después, la oficina del presidente ucraniano informó de que el jefe de la administración militar regional de Kherson, Yaroslav Yanushevych, los empleados de la Policía Nacional y el Servicio de Seguridad de Ucrania ya habían comenzado a trabajar en la urbe y en las otras zonas de la región que también habían sido liberadas.

Kherson, ocupada por los rusos el 2 de marzo, era una de las regiones ucranianas, junto con la vecina Zaporiyia, y las orientales Donetsk y Lugansk, que fueron anexionadas por Rusia, pese a que Moscú no ha logrado en ningún momento tener el control militar total sobre estos territorios.

El Klemlin ha asegurado que la retirada de sus tropas a la otra orilla del río Dniéper se debe a una reorganización del frente y a un cambio de estrategia en la invasión que inició el pasado 24 de febrero.

Mientras, el Gobierno de Kiev teme que los soldados rusos todavía puedan atacar la capital de Kherson desde el otro lado del río y han llamado a la población a que aún no regrese a la zona hasta que no sea totalmente segura debido a las minas que han dejado los rusos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480