El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo de Cuba, Miguel Díaz-Canel, inauguraron este martes en Moscú un monumento a Fidel Castro, líder de la Revolución Cubana.

Durante la ceremonia, Putin sostuvo que el fallecido líder “dedicó toda su vida a una lucha incondicional por el triunfo de las ideas del bien, de la paz y de la justicia“.

“Está considerado con razón como uno de los líderes más célebres y carismáticos del siglo XX, una personalidad auténticamente legendaria“, agregó el jefe del Kremlin.

La estatua de bronce del dirigente cubano mide tres metros de altura y fue erigida en la plaza Fidel Castro, situada en el distrito de Sókol, al noroeste de la capital rusa.

La iniciativa de erigir la escultura fue de la Sociedad Histórica Militar Rusia, que asignó para ello 20 millones de rublos. Cerca de esta obra se encuentran también las calles dedicadas a Salvador Allende y Hugo Chávez.

En la instancia, el líder ruso recordó algunos de sus encuentros con Castro. “Me dijo que cada país tenía el derecho a desarrollarse libremente, a elegir su camino, y que las dictaduras, los saqueos y el neocolonialismo no tienen cabida en un mundo justo“, contó.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480