El presidente de la AMIA, Amos Linetzky, advirtió que la causa judicial por el atentado terrorista ocurrido el 18 de julio de 1994 es «un fracaso humillante» para la Argentina y exigió que la Fiscalía avance en el expediente, al encabezar el acto central por el aniversario número 28 del atentado terrorista.

«La herida todavía sigue sangrando. El dolor, como la fecha del calendario, es el mismo», sostuvo el titular de la entidad judía, y afirmó que «es muy difícil explicar todo lo que no pasó durante estos 28 años». El acto «oficial» en conmemoración del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), perpetrado hace 28 años, comenzó pasadas las 9:47 frente al edificio de la calle Pasteur 633, en el barrio de Once.

Este año el acto volvió a ser presencial luego de haber adoptado la modalidad remota durante dos años a raíz de la pandemia por coronavirus, y en el lugar se montó una gran cartel que consigna «Volvimos a Pasteur».

Como sucede en cada acto, a las 9:53, hora exacta en que el coche bomba explotó contra la sede de la mutual judía, se escuchó el sonido de la sirena, y luego se leyeron los 85 nombres de las personas que murieron en el ataque contra la mutual de la comunidad judía en 1994.

«No se ha podido atrapar ni siquiera a uno de los múltiples responsables de semejante atrocidad, los canallas, miserables y asesinos de 85 personas siguen disfrutando de su vida diaria, paseando por el mundo con total libertad. Cómo se explica tanta impunidad», planteó Linetzky.

A 28 años del atentado a la AMIA: nuevo pedido de Justicia

Y continuó: «La causa AMIA es uno de los reflejos más vergonzosos de la historia argentina, una de las grandes deudas de la democracia, una imagen que detestamos mirar porque nos muestra un fracaso humillante. Sigue transcurriendo el tiempo y continuamos sin avances de la investigación del peor atentado terrorista sufrido en nuestro país».

En ese sentido, el titular de la AMIA cuestionó al accionar de los actuales titulares de la UFI a cargo de la investigación y se preguntó «¿cuándo fue la última vez que la Fiscalía Especial a cargo de Sebastián Basso y Gonzalo Miranda produjo al menos una novedad en la causa?».

«No estamos al tanto de que les hayan quitado recursos, entonces a qué dedican sus jornadas ocupando una de las fiscalías más grandes del país», señaló. Linetzky remarcó que «está clara la responsabilidad en el atentado de los altos funcionarios del Gobierno israelí de aquella época, así como miembros operativos de Hezbollah» y recordó que «estas personas tienen pedido de captura internacional y no deberían poder salir de las fronteras de los países que los protegen».

«Los fiscales tienen la obligación de monitorear de forma permanente los movimientos de los acusados que tienen pedido de captura internacional y cuando abandonan Irán y el Líbano deberían ser arrestados», destacó el referente de la comunidad judía, quien luego se quejó de que los apuntados por la Justicia argentina «viajan libremente por distintos países».

La policía colocó un vallado de seguridad en las calles que rodean el escenario, montado en la esquina de Viamonte y Pasteur. Se acercaron hasta el lugar el ministro de Educación, Jaime Perczyk, el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, el exembajador en China Diego Guelar y los diputados nacionales Ricardo López Murphy, Facundo Manes y Margarita Stolbizer, entre otros referentes del oficialismo y la oposición.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480