El pastor evangélico es el elegido por la chapa oficialista del Partido Colorado de Mario Abdo Benítez para continuar con la rama conservadora del oficialismo.

Tras el escándalo del último viernes, en el que la Embajada de Estados Unidos declaró al vicepresidente y actual candidato del oficialismo Hugo Velázquez como “significativamente corrupto”su figura salió eyectada de la política paraguaya.

Anunció que no solo renunciaría a su cargo como segundo mandatario, si no que declinaría su pre-candidatura a presidente en las internas del conservador Partido Colorado, contra el candidato del ex presidente Horacio Cartes, el economista Santiago Peña, quien se pasó de la izquierda al partido derechista recién en 2016, habiendo estado afiliado al Partido Liberal Radical Auténtico desde los 17 años, lo cual generó controversias internas en el oficialismo y representa al ala más izquierdista de la Asociación Nacional Republicana.

Si bien las encuestas marcaban a Peña ligeramente por encima de Velázquez, la condena de Estados Unidos manchó también a Cartes, y hoy no solo Velázquez ha declinado su candidatura, si no que Peña empieza a perder apoyo entre los votantes colorados.

Esto le ha abierto el camino al ex pastor y periodista Arnoldo Wiens, quien se desempeñaba como ministro de Obra Pública y Comunicaciones, renunciando al cargo esta semana para presentar su candidatura haciendo dupla junto al ex ministro de Educación Juan Manuel Brunetti.

 

 

 

Esta boleta resulta extremadamente interesante para el votante clásico del Partido Colorado paraguayo, ya que representa al ala más conservadora, que desde 2018 viene dominando el histórico partido, y se encuentra libre de las denuncias de corrupción que vienen pegando fuerte al mandato de Abdo Benitez.

Pero quién es Arnoldo Wiens y qué representa, es la pregunta que muchos en Paraguay se están haciendo. Luego de recibir un Doctorado en Teología en el Seminario Internacional Teológico Bautista de Buenos Aires en 1996 tras un Master en 1989 en la misma rama, Arnoldo arrancó su imagen pública en TV conduciendo programas de carácter político entre los años 2003 y 2011 en Paraguay, un programa denominado “Siglo a Siglo”, altamente popular y seguido a nivel nacional por muchos en su momento.

Con esta iniciación, Wiens se introduce a la arena política con la intención de convertirse en un potable candidato a la presidencia del país para el periodo 2013-2018 por el Partido Colorado, aunque finalmente declinaría a dicha posibilidad y acabaría por postularse para el Senado de la Nación, en donde ganó cómodamente y ejerció su función como legislador de la Cámara Alta hasta el término de su periodo (2013-2018).

Inmediatamente en 2018 acepta la designación de Abdo Benítez para ponerse a cargo del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), donde recibió la difícil tarea de ordenar una cartera que durante el gobierno de Horacio Cartes estuvo plagada de corrupación.

 

 

De esta manera, Arnoldo reemplaza a Hugo Velázquez y oficializa su precandidatura en filas del Partido Colorado por el oficialismo con apoyo del actual presidente Mario Abdo Benítez, en donde deberá derrotar el 18 de diciembre en las internas coloradas a Santiago Peña, candidato disidente del movimiento Honor Colorado, liderado por el expresidente Horacio Cartes.

Aunque Santiago Peña cayó notablemente en su popularidad luego de que Washington declarara “significativamente corrupto” a su principal líder político, el banquero ya lideraba varios sondeos contra Velázquez. Sin embargo, en recientes encuestas en redes sociales realizadas por periodistas y medios de comunicación, la fórmula Wiens/Brunetti se impone y parece estar ganando mucha tracción.

SONDEO 1:

SONDEO 2:

SONDEO 3:

Arnoldo se presentó a sí mismo como un candidato “que no será Hugo Velázquez ni Mario Abdo Benítez, que dispone de un modelo que apunta al respeto y al fortalecimiento de las instituciones de los valores republicanos, de la vida, de la familia y de buscar la justicia en nuestra sociedad”, según sus propias palabras durante su discurso este domingo en donde presentó oficialmente su precandidatura a la presidencia de Paraguay.

Por su formación teológica y atendiendo a que ejerció el pastorado durante varios años, adhiere claramente a principios conservadores que durante su mandato, en el caso de ganar, serían claramente fundamentales. Su dupla para la vicepresidencia es Juan Manuel Brunettiex ministro de Educación del gabinete de Abdo, quien también dejó la cartera para adentrarse a la cantienda electoral.

Bajo su administración, aunque fue corta, luchó por defender una postura clara ante las amenazas latentes de grupos sociales y políticos de ultra izquierda que procuran subvertir el establecimiento educativo, como también lo hacen en el resto de Latinoamérica y el mundo. Brunetti estuvo en contacto con el Ministerio de Educación de Brasil, de Bolsonaro, para implementar medidas para despolitizar las escuelas.

 

 

¿Qué necesita Wiens para llegar al Palacio de López?

Si Arnoldo Wiens lograra derrotar al centrista Santiago Peña el próximo 18 de diciembre, luego deberá imponerse sobre su contrincante a nivel nacional el 30 de abril de 2023, en las elecciones generales previstas para esa fecha.

Cabe aclarar que en Paraguay, el Partido Colorado domina la política hace décadas, y ha ganado todas las elecciones desde la vuelta a la democracia en 1993 hasta la fecha, a excepción de las elecciones del 2008, cuando triunfó por primera vez en la historia el comunista Fernando Lugo, quien terminó destituido en juicio político por su galopante corrupción y mal gobierno.

Esto implica que Wiens en realidad tendrá un desafío más importante en las elecciones primarias coloradas que luego en las elecciones generales, donde se espera que nuevamente el ANR-PC se imponga cómodamente contra la oposición socialdemócrata.

Si consigue su objetivo, Paraguay podría tener por primera vez en su historia a un ex líder evangélico como Presidente de la República. Ya en 2008 había sido electo con altas expectativas el entonces obispo Fernando Lugo, que posteriormente se inclinó a la extrema izquierda estafando a su electorado y a la iglesia católica.

Wiens para ganar debe consolidar a un electorado colorado en crisis por la coyuntura actual que involucra la decisión de la Casa Blanca de Biden de atacar a los dos movimientos principales y más grandes del Partido Colorado, en una clara demostración en favor del Partido Liberal Radical Auténtico, que responde directamente al Partido Demócrata de los Estados Unidos.

Wiens dispode de 120 días, aproximadamente cuatro meses, para recorrer el país de cara a las internas del 18 de diciembre de 2022, ganar notoriedad, conectar con el electorado conservador que tal vez todavía no lo conoce lo suficiente, y derribar el intento tanto de Cartes por volver a dominar el Partido Colorado como de los Estados Unidos de imponer un candidato propio en Paraguay.

Por Bryan Albariño, para La Derecha Diario.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480