El turista Sergio Murilo, de 39 años, murió como consecuencia de un fuerte impacto contra el suelo cuando descendía por una tirolesa en Brasil.

Murilo se encontraba con su familia en la quebrada Canoa, en Ceará, y decidió grabar el momento en el que se lanzaban por una tirolesa, pero una de las estructuras de la punta se soltó y cayó violentamente contra el piso.

La esposa del hombre acababa de atravesar por la atracción y grababa a su pareja desde el otro lado sin saber que estaba registrando el momento de su muerte

Se conoció que el hombre recibió ayuda de inmediato, fue trasladado a un centro asistencial pero ingreso sin vida.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480