Esto es asombrosamente cierto, Hugo Chávez en abril del 2009 regaló a EEUU “Petty Island” que al colocarla en el buscador de Google se describe así: “Isla Petty, es una pequeña isla fluvial de aproximadamente 1,8 km², ubicada en el río Delaware entre Pensilvania y Nueva Jersey en los Estados Unidos. Se encuentra entre las ciudades de Filadelfia, Pensilvania y Camden, y puede ser visto tanto desde el puente Benjamin Franklin y el Puente de Betsy Ross.”

Esta isla, desde el año 1931 era propiedad de Venezuela que la utilizaba como centro de almacenamiento de combustible para la empresa Citgo, que por ironías de la vida hoy se encuentra en trámite para su remate judicial precisamente en un tribunal de esa ciudad.

Chávez haciéndose el gracioso ofreció la isla al entonces presidente Barack Obama cuando ambos se encontraban en el evento “Quinta Cumbre de Las Américas” que se celebraba en Trinidad y Tobago y manifestó que eso era una muestra de amistad para que allí pudieran dar alojo a un par de las llamadas “Aguilas calvas” del simbolismo norteamericano y que aparece en escudos oficiales, en monedas y hasta en billetes de dólares, en el pasaporte norteamericano, aves que allí acostumbraban a pernoctar. A aquel regalo lo invistió de un sentido de protección al ambiente. En aquellos tiempos empresas desarrollistas proponían comprarle a Venezuela ese islote para allí construir campos de golf, edificios de lujo y centros comerciales, pero Chávez quería mostrar generosidad y prefirió regalarlo.

La donación de la isla “resalta el compromiso del pueblo venezolano con la calidad ambiental y la amistad entre los pueblos” rezaba el comunicado que entonces publico PDVSA.

¿DONDE DEJÓ CHÁVEZ LA SOBERANÍA TERRITORIAL DEFINIDA EN EL ARTÍCULO 13 CONSTITUCIONAL?

Foto aérea de Pety Island

Aquella propiedad inmobiliaria que ostentaba Venezuela fue regalada por Chávez sin que se supiera del cumplimiento de algún trámite constitucional, o tratativas diplomáticas, para un acto de disposición de esa naturaleza, y nunca nadie se ocupó de tan importante detalle.

Según el artículo 13 constitucional “El territorio nacional no podrá ser jamás cedido, traspasado, arrendado, ni en forma alguna enajenado, ni aún temporal o parcialmente, a Estados extranjeros u otros sujetos de derecho internacional…”

Obsérvese que por ironías de la vida, en los alrededores de esta isla hoy está agonizando nuestra empresa CITGO que -como antes anotamos- allí está siendo sometida a remate por una tormenta de demandas judiciales.

Foto de una valla a la entrada de la isla

Es de dar vuelo a la imaginación para pensar en que si Chávez no hubiera cometido tal abuso de disponer de parte del territorio venezolano para regalarlo hubiese más bien manejado la idea de desarrollar allí un centro turístico donde se pudiera ir libremente sin la agonía de la obtención de visa, o un centro médico para tratamientos especializados, o una universidad para intercambio con otras de Norteamérica…en fin, la imaginación es una cosa, pero otra la que pasó.

Una reseña de esta historia se puede ver en la publicación del enlace siguiente:

https://www.perfil.com/noticias/internacional/-20090424-0003.phtml

EL PRESIDENTE DE VENEZUELA, HUGO CHÁVEZ, HA DECIDIDO HACER UN REGALO DE ACCIÓN DE GRACIAS A LOS POBRES DE BOSTON Y NUEVA YORK…”

Esa fue la introducción de un artículo de la periodista Yolanda Monge (Washington) publicado en la edición del diario El País el 23 de noviembre de 2005.

Por cierto que ese regalo territorial no fue la única “bondad” de Chávez para los de afuera, pues también emulando a Fidel Castro se dio a la tarea de regalar gasolina “al pueblo pobre de Estados Unidos”.

Este fue uno de los titulares de prensa que anunciaron el hecho:

Chávez regala combustible a pobres de Estados Unidos. Venezolanos esperan abastecer a 200.000 familias pobres estadounidenses”.

https://www.elespectador.com/mundo/america/chavez-regala-combustible-a-pobres-de-estados-unidos-article-182296/

También en este caso quien actuó ejecutando estos bondadosos regalos del patrimonio nacional fue el señor Alejandro Granado Ravelo quien actuó en nombre de CITGO . Después se supo que este señor, su esposa Rosana Delgado Tartabu y su cuñada Norma Delgado Tartabu no fueron mas que otra cuadrilla de asaltantes de los dineros de los venezolanos que inclusive para ejecutar sus robos tenían registradas 21 empresas para realizar negociados irregulares que al ser objeto de denuncias fueron disueltas. Los detalles de estos hechos están especificados en el siguiente enlace:

https://www.maibortpetit.info/2020/04/los-negocios-de-alejandro-granado-en_99.html

Ahora nadie se conduele de los venezolanos que sufren la falta de gasolina…y más que de eso, de todo

Fuente: Carlos Ramírez

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480