En el año 1998 cuando Hugo Chávez iniciaba su presidencia en Venezuela, defendía una idea que se alejaba muy fuertemente del socialismo, hablaba de una tercera vía que condenaba la dictadura cubana y prometía que nunca iba a implementar medidas comunistas como la expropiación o el cierre de medios y que no iba a extender su mandato mas allá de 5 años.

En una entrevista con el periodista Jorge Ramos, Chávez en ese año aseguraba eso con un tono suave y hasta amable.

El chavismo ha sido llevado de esa «tercera vía», al comunismo, pasando por el socialismo del siglo XXI, se consideran marxistas, bolivarianos, pro-palestina, antiimperialistas, maoistas, stalinistas, trotkystas, guevaristas, castristas, indigenistas, anti-hispánicos, santeros y así han hecho una mescolanza de ideologías tan distantes como alejadas.

Pueden odiar a un izquierdista como Lenin Moreno y amar a un derechista como Vladimir Putin, están dispuestos a marchar en contra de la «ocupación» israelí y al otro día ir a marchar a favor de la invasión a Ucrania.

Todo esto llevado desde los medios estatales como Telesur y VTV quienes son lo que bajan la línea que estos deben seguir.

Crisis ideológica

Pero aun cuando sus bases doctrinales son una ensalada bizarra, en estos momentos no encuentran como unir la idea que aunque se llaman socialistas pueden apoyar el capitalismo salvaje que los funcionarios del gobierno chavista y los «enchufados» aplican para su beneficio.

Aunque se ha implementado políticas de libre mercado para que solo ciertas personas puedan hacer negocios, los chavistas de a pie, todavía no pueden explicar.

Si bien hay los mas osados que sin despeinarse hablan del nuevo «socialismo de mercado» hay otros que siguen arrastrando ese pesado lastre del socialismo del siglo XXI.

Igualmente las relaciones con los Estados Unidos marcan la ola discursiva del chavismo, oponiéndose automáticamente casi a cualquier cosa que haga o diga algún funcionario de cualquier gobierno estadounidense, pero ante el acercamiento del gobierno de Biden a Venezuela, Maduro dijo que amaba ese país y que quería ir a Nueva York.

Los chavistas ante estos fuertes virajes de quienes los utilizan quedan como prostitutas ideológicas que bailan al son de quienes los dominan.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480