La muerte del niño de 5 años, ocurrida este martes en el Colegio Humboldt de Caracas, explica la abogada Vestalia Tovar, se puede calificar como homicidio culposo.

Al respecto, la jurista declaró que “desde el punto de vista penal, sí tiene un grado responsabilidad la docente que estaba en el momento con el niño. Puesto que se presume en todo momento de que ella tenía que evitar los elementos, dentro del proceso penal, para el homicidio culposo. Allí estamos en presencia de eso, ¿Por qué? Cuando tú ves el artículo 409 del Código Penal te establece muy claramente que los elementos son la negligencia, imprudencia, impericia o inobservancia”.

En el caso de la imprudencia, la experta en leyes comentó que el niño en todo momento debe tener un cuidado minucioso, donde el representante directo viene siendo el docente y este debe estar en el cuido del niño para evitar algún incidente.

En lo que se refiere a la negligencia, “también tiene que ver con la culpa porque un solo descuido que haya hecho esa docente, llevó a esos resultados.

En cuanto a la normativa, la jurista indicó que, como docente universitaria, debe tener el título, la capacidad y el adiestramiento para poder cuidar a un niño y cómo supervisar que el infante esté en buenas condiciones en cualquiera de los espacios que pudiera tener el colegio.

Sobre la pena que deberá pagar, en caso de que sea culpable, Tovar explicó que va de 6 meses a cinco años máximo, siempre y cuando no le establezcan un agravante.

La abogada manifestó que la docente puede evitar ir a prisión si lograra un acuerdo reparatorio, en el que la Junta Directiva de la institución debe asumir los daños y perjuicios para tratar de resarcir a los padres.

Los hechos en el colegio

Aproximadamente a las 10:30 de la mañana del martes los niños subieron junto a la maestra terraza del colegio con la finalidad de realizar una actividad al aire libre.

La víctima, identificada como Santiago, junto a otro compañero se subieron a una claraboya, sin que la maestra se diera cuenta, pero el artefacto se desprendió y los menores cayeron al vacío a una altura de aproximadamente siete metros.

La enfermera de la institución les brindó los primeros auxilios y trasladaron en una tabla rígida hasta la Clínica La Florida, pero a Santiago lo remitieron a la clínica el Ávila debido a la gravedad de sus heridas.

El niño ingresó al centro de salud a la 1:35 de la tarde aproximadamente, los médicos que lo evaluaron determinaron que presentaba un traumatismo craneoencefálico severo que afectó sus signos vitales. A las 2:23 el niño dejó de respirar producto de un paro respiratorio. El otro infante está con vida, bajo atención médica, se desconoce su estado de salud.

Los padres de Santiago se enteraron de lo ocurrido a las 12:23 pm, cuando el pequeño todavía se encontraba en la Clínica La Florida. A los adultos les informaron que su hijo presentaba un edema cerebral severo y fracturas en el cráneo por lo que tenían que remitirlo a otro centro asistencial, pues no disponían de una unidad de cuidados intensivos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480