¿Quién gobierna?” y “¿A cuánto está el dólar?” son probablemente las dos preguntas más instaladas en el debate político en los medios y las redes sociales de las últimas semanas. Mientras tanto, la oposición aprovecha para rearmarse de cara a las elecciones del 2023, y también con internas bastante segmentadas. Las declaraciones de Elisa Carrió son un claro reflejo de la interna que se respira.

Muchos se niegan a hablar públicamente de esto porque “no son los problemas que hoy tiene la gente”. Sin embargo, puertas para adentro no es un tema tabú que en Juntos por el Cambio haya al menos 3 proyectos de candidatos del PRO y dos del radicalismo para encabezar la fórmula presidencial. Solo la Coalición Cívica de Lilita no se animó a pronunciarse a favor de ninguno, sino que sus últimos dichos mostraron todo lo contrario.

Tanto ruido hicieron sus declaraciones, que hasta algunos ya la quieren afuera definitivamente, luego de que denunciara la intención de armar un «neo PJ con Sergio Massa«, y apuntara sobre todo a Cristian Ritondo. Además, disparó contra Gerardo MoralesEmilio MonzóFacundo Manes, entre otros que componen el armado radical.

Y encima, se asoma Javier Milei en el polo de los halcones, algo que no gusta nada en el resto de la coalición.

Esto significa que, lejos de haber un acuerdo, en la oposición ni siquiera hay un candidato definido por cada partido que integra la alianza que gobernó antes de la llegada de Alberto Fernández al poder.

En el PRO están “los halcones” y “las palomas”, y entre esta categoría que diferencia la moderación y los extremos se ubican el expresidente Mauricio Macri y la presidenta del partido Patricia Bullrich (halcones) y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (palomas).

¿Dónde está Vidal?

En medio de las palomas y los halcones quedó María Eugenia Vidal, ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires y actual diputada que, en perfil bajo, escucha y visita empresas por todo el país. Muchos bonaerenses lamentaron su pase a la Ciudad, y aunque descarten que hoy haya un proyecto concreto para que sea candidata, habrá que seguirla de cerca porque aún no tomó postura por ninguno de los modelos que ofrece el PRO.

Ella ya dijo que quiere ser presidenta, pero no estuvo presente en la última reunión del PRO. “Con Horacio (Rodríguez Larreta) seguro que no”, dijeron a este medio fuentes que trabajan en el armado del 2023. Y otros dicen todo lo contrario, apuntando a que «son socios».

“Macri es su padrino y Larreta su amigo”, definieron quienes la conocen más de cerca. Lo cierto es que conoce y trabaja más de cerca con el larretismo que con los halcones. 

Vidal y Ritondo.

© Proporcionado por PerfilVidal y Ritondo.

Qué dicen las encuestas

Cada uno de estos candidatos ya se mide en las encuestas y hasta tienen su candidato a gobernador de la provincia. La curiosidad es que los números de los últimos dos meses de varias encuestas arrojan una leve diferencia de 2 puntos a favor de Patricia Bullrich en una eventual interna con Macri y las palomas, pero el dato que omiten es que Larreta es quien tiene el techo más alto de votos hasta el momento.

Esto significa que entre los votantes propios no, pero a nivel general, el jefe de gobierno porteño tiene un potencial mayor que los halcones. “Quizá por eso sea que endureció un poco su discurso en las últimas semanas”, concluyó un asesor de la coalición.

Los candidatos que se podrían dirimir la provincia de Buenos Aires son Diego Santilli (de Larreta), Cristian Ritondo (de los halcones) y Martín Tetaz (radicalismo). Se asoma la figura de Javier Iguacel ligada a los halcones, pero lo cierto es que Ritondo también cuenta con el aval de Vidal.

Bullrich quiere un sistema Y (griega), es decir, una interna entre los candidatos que sean a Presidente, y un nombre consensuado entre todos para gobernar la provincia. En cambio, Larreta prefiere un sistema I (latina) en donde él sea candidato a presidente y elija a su gobernador también”, confiaron desde la vereda de los halcones.

El sistema que eligen las palomas es por el riesgo de que una interna en el PRO haga perder las primarias al espacio dentro de la coalición, teniendo en cuenta que Tetaz cuenta con todo el apoyo del radicalismo (desde Lousteau hasta Gerardo Morales).

El armado del radicalismo

El radicalismo también forma parte de esta alianza y no quieren volver a pasar por el destrato que sufrieron en la era de Macri y Marcos Peña. La UCR planea unificar su potencial en un “outsider” como Facundo Manes, que perdió la interna con Diego Santilli en las elecciones pasadas de PBA. “No tiene el desgaste que tienen algunos nombres que ya estuvieron”, dijeron convencidos dirigentes que lo apoyan y que no son radicales.

Si bien el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, también se asoma como candidato, no reniega en absoluto con el científico como candidato. Detrás de este armado está el expresidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, que coqueteó con sumarse al larretismo sin éxito alguno y hoy se afianza con Manes.

Algunos de sus hombres abandonaron el barco y se fueron con Bullrich, como el caso de Nicolás Massot. Y también que otros ya se candidatean a gobernador, como Joaquín de la Torre, que dijo a PERFIL que quería competir el año próximo por la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

Bullrich y de la Torre compartieron su primer acto

© Proporcionado por PerfilBullrich y de la Torre compartieron su primer acto

Algunos ya sospechan de que Monzó podría estar migrando con Bullrich: «Patricia quiere parecerse a Milei, que critica la casta, pero trabaja con alguien que reivindica la rosca«, afirmaron desde la CC ARI, en alusión a los hombres de Monzó y la posible incorporación del ex presidente de la Cámara de Diputados. En paralelo, de la Torre compartió un acto con Bullrich en una clara señal de esta migración.

La única incógnita que queda en el radicalismo es qué pesará más en las cabezas de Martín Lousteau y Daniel Angelici: si el amiguismo porteño (Larreta) o la afiliación al proyecto del propio partido a nivel nacional (Manes).

Desde el entorno de Evolución, el partido que conduce Lousteau, tienen estrechos vínculos con el equipo de Larreta, a quien el economista planea suceder como jefe de gobierno porteño. Sin embargo, en sus declaraciones públicas dijo que si hay un candidato radical lo apoyaría. “Con Manes tiene una buena relación de hace muchos años”, confiaron, y aseguraron que la receta del Senador es que de cara al 2023 haya una fórmula compuesta entre un integrante del PRO y otro radical.

Sin embargo, Larreta tiene otra punta por donde dejar a su sucesor, y que pertenece al PRO: el primo del expresidente, Jorge Macri, que dejó la intendencia de Vicente López para trabajar en la Ciudad, donde ya forjó muy buenos vínculos con los ministros porteños.

Milei, cada vez más cerca de los Halcones

Por último, el liberalismo que logró independizarse de JxC con discursos bien fuertes respeta bastante la opinión de los halcones. Si bien Javier Milei descartó muchas veces unirse, cada vez se acerca más con elogios a Mauricio Macri y Patricia Bullrich, justo en el momento que sus declaraciones públicas lo hicieron desplomar su imagen a nivel nacional.

Para Carlos Maslatón, uno de sus armadores que ahora quiere disputarle una interna dentro de La Libertad Avanza, Milei se “autoboicoteó”. Así se lo dijo a este medio hace un mes, mientras el radicalismo y las palomas ratificaron sus profundas diferencias con el economista ortodoxo.

Si necesitamos de él para ganar en 2023, ¿no lo vamos a llamar?”, reconoció de la Torre.

Fuente: Perfil

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480