Fuentes le confirmaron a EL TIEMPO que Luciano Marín, alias “Iván Márquez”, jefe de la “Segunda Marquetalia”, ha “venido evolucionando de manera positiva”, tras las contusiones que recibió en la cabeza el día que intentaron asesinarlo (29 de junio), luego de un ataque con explosivos a su campamento, ubicado en territorio venezolano.

Este diario publicó el 30 de julio, con base en información de inteligencia, que Márquez habría “perdido algunos dedos de las manos por la explosión, pero lo que realmente lo tendría afectado es un golpe en la cabeza, por el im

De acuerdo con las fuentes, Márquez se encontraba en la unidad de cuidados intensivos, al parecer, de un hospital militar en Caracas, bajo la protección del régimen venezolano.

En dicho hospital, Márquez ha recibido atención de expertos en neurología que durante el primer mes “le habrían inducido el estado de coma” para que su cerebro se desinflamara, porque una esquirla se alojó en su cabeza.

Dicha esquirla, señalan las fuentes, no se le ha podido extraer, pues requiere una cirugía de alto nivel y porque se espera que el jefe disidente se reponga aún más de las heridas y lesiones causadas por la explosión.

No obstante, Márquez ya está consciente y “dando muestras de mejoría motora y neurológica”, aseguraron los informantes.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480