La recuperación electoral de Javier Milei que indican las últimas encuestas ha generado replanteos en el Gran Buenos Aires por parte de los Barones del PJ. El diputado libertario no solo representa una amenaza para Juntos por el Cambio, sino además empieza a seducir a votantes desilusionados con el oficialismo.

“Parece increíble pero en las barriadas más humildes donde más votos tenemos entre los adultos, sus hijos se están inclinando masivamente por Milei como herramienta de protesta por su escepticismo y disconformidad con nosotros”, cuenta a MDZ un operador territorial de la Tercera Sección Electoral. “Si este comportamiento se transforma en tendencia que el año que viene le cuide los votos Magoya”, agrega un puntero de uno de los distritos más populosos del GBA.

Estos datos empiezan a generar preocupación en el oficialismo bonaerense, sobre todo porque hasta ahora miraban con simpatía su irrupción en la política porque le venía mordiendo votos a JxC. “Nuestra intención era cuidarle los votos, como hicimos con Espert (José Luis) el año pasado, incluso hasta le pusimos referentes nuestros en las listas de concejales, pero ahora a cara de perro con Milei”, revela un intendente con distrito en el segundo y tercer cordón.

«En las recorridas que venimos haciendo por varios municipios notamos que crece el malestar contra el kirchnerismo pero los decepcionados no se vienen a Juntos, se los lleva Milei”, coincide desde la vereda de enfrente un precandidato del PRO a intendente en la zona sur. Considera que es lógico porque muchos de esos jóvenes venían votando a Cristina Fernández de Kirchner y no se van a pasar directamente a nosotros. Al igual que los punteros peronistas especulan con el gran enigma: ¿La Libertad Avanza está en condiciones de fiscalizar distritos del conurbano donde le cuesta a JxC?

Este es uno de los temas de agenda que tienen Carlos Kikuchi, jefe de campaña de los libertarios, y Sebastián Pareja, el armador en la provincia de Buenos Aires. “Primero tenemos que seguir consolidando referentes en todos los distritos bonaerenses para poder armar las listas locales y seccionales, luego vendrá el trabajo de generar una épica para poder tener la mayor cantidad de fiscales”, comentan en el entorno del diputado economista.

Por ahora el objetivo apunta a seguir pescando votantes de la coalición opositora y también los desilusionados con los K. “Es lógico que a Javier le esté yendo muy bien en los barrios peronistas del Gran Buenos Aires si el año pasado en CABA las mejores performances las hizo en el sur”, recuerda otra fuente.

Kikuchi y Pareja van a continuar con las “visitas sorpresas” por el conurbano. Dicen que así evitan provocaciones del kirchnerismo y el contacto con la gente es mucho más espontáneo, además el candidato disfruta mucho de las caminatas en zonas de gente muy humilde como ocurrió en las legislativas del año pasado en la Villa 31, en Villa Soldati o Lugano.

“Milei ya tiene un piso electoral consolidado que incluso se mantuvo en su peor momento luego de sus declaraciones pocos felices. Hizo una pausa, volvió solo a hablar de economía y contra la casta. Así lentamente volvió a recuperar a su votante blando”, describe en privado un encuestador que trabaja para el PRO. Y agrega “pesca en varias peceras, el perfil sus eventuales votantes es bastante heterogéneo en edad y nivel socioeconómico, más allá de que su fuerte sigue estando entre los jóvenes”

Fuente: MDZ

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480