Un adolescente identificado como Marcos Fajardo, de 13 años, salió volando desde unas sillas voladoras en un parque mecánico de Filipinas y los golpes le causaron la pérdida de un pulmón.

El joven estaba disfrutando de las atracciones de la feria en la ciudad de Urdaneta, provincia de Pangasinán, en Filipinas, el pasado 1 de noviembre, cuándo repentinamente salió expelido de las sillas voladoras impacto contra un poste y contra la protección de la atracción.

Los videos captados por las personas que se encontraban compartiendo en el lugar muestra en el momento en que el joven salió disparado desde su asiento impacta contra las estructuras metálicas y luego cae al suelo.

Los presentes llevaron al niño inconsciente al hospital, el adolescente sobrevivió pero se conoció que tuvo que ser sometido a una neumonectomía para extirpar uno de sus pulmones que resultó dañado como consecuencia del impacto.

La madre del adolescente, Marivic Fajardo, informó: “Los médicos me dijeron que tenía que tener cuidado porque ahora solo le queda un pulmón. Espero que los operadores asuman la responsabilidad. Están culpando a mi hijo diciendo que quitó el candado de seguridad, pero ¿por qué haría eso si la atracción iba tan rápido?».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480