“Él quiere ir ahí, es un fenómeno. Es lindo, ¿no? Con ese peinado que tiene…Y esa cara de nazi que tiene” Esto decía Pato Fontanet (Callejeros) contra el diputado liberal Javier Milei, luego varios periodistas y hasta la dirigente de JxC Lilita Carrió se unieron a adjudicarle el término.

No hubo critica en los medios, no hubo tuiteos de indignación y hubo muy poca indignación de parte de quienes ahora se rasgan las vestiduras con las palabras en broma que hizo Lilia Lemoine sobre Ofelia Fernández al llamarla «Tanque de medialunas australiano».

Si bien en este medio no justificamos las palabras de Lemoine, tampoco la condenamos ya que esto forma parte tanto de la cultura política argentina como de la jocosidad que se caracteriza dentro de estos espacios.

Pero la ola de condena que ha recaído sobre la conocida militante de Milei asombra por la ferocidad y la coordinación, parece que todos estan como hienas hambrientas esperando cualquier cosa para atacar sin piedad.

 

Cabe recordar que en plena cuarentena mientras Alberto hacia fiestas y juntadas en la casa presidencial , algunas personas salieron a protestar para pedir el fin de la cuarentena, cosa que enfureció a la misma Ofelia Fernández quien trató a estos ciudadanos de «forros» y «patéticos» sin ningún tipo de pudor, cosa que al parecer no fue tomado en cuenta por los medios o periodistas de siempre.

¿Pero porque las palabras de Lilia Lemoine ofenden más que las de otros?

No es secreto que Lemoine forma parte del equipo cercano de Javier Milei y además que el economista crece de manera indetenible cosa que tiene asustada a la casta política que cada vez que puede atacar de manera violenta y salvaje a Milei para intentar quitarle apoyos, cosa que no ha logrado.

Milei se mantiene como el político mejor valorado en Argentina y uno con los mejores índices de valoración positiva, todo esto logrado por sí mismo sin necesidad de una plataforma política ni de un brazo económico detrás.

Por esto es que al buscar cualquier escrutinio hacia Milei sin éxito, está la necesidad de resaltar lo que ellos creen que pueden explotar para adjudicarle un discurso violento e intolerante.

Muy difícilmente estos ataques tengan éxito, ya que en Argentina la juventud cada día se acerca más a Milei porque entienden que más allá de las apalabras existen acciones concretas que llevar a cabo.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480