El general de división de la Aviación, Luis Felipe González Borjas, amenazó en varias ocasiones a su esposa, Andreina del Carmen Morales Quevedo, antes de que la asesinara el miércoles en Fuerte Tiuna, según una allegada a la familia de la víctima.

Semanas antes del crimen, Morales le confesó a una amiga que González la amedrentó en varias ocasiones. De acuerdo a esta versión brindada por El Pitazo, el militar estaba celoso y eso generó varias discusiones entre la pareja.

Los cuerpos de la pareja ingresaron el jueves a la Morgue de Bello Monte. Foto: referencial
En consecuencia, González la habría amenazado durante semanas. Los celos habrían sido la causa de la discusión que tuvieron en su apartamento en la tarde del 19 de octubre, en la que el militar mató a su esposa y luego se quitó la vida.

“SE VEÍA FELIZ”

Por su parte, un funcionario de la Fuerza Armada Nacional (FAN) brindó declaraciones a El Pitazo. En tal sentido, el militar afirmó que todo parecía indicar que González estaba en un matrimonio “feliz” y la pareja se mostraba afectuosa.

“Se veían una pareja feliz, siempre se mostraban afecto, andaban juntos casi todos los días y ella siempre estaba presente en el despacho del comandante”, añadió.

Sin embargo, González asesinó a su esposa en el pasillo del edificio Humboldt de la Misión Vivienda, dentro de Fuerte Tiuna. Después de propinarle dos disparos, el militar se quitó la vida en el mismo lugar.

Las autoridades indicaron que los dos hijos adolescentes de la pareja estaban en el apartamento. En consecuencia, se vieron obligados a esconderse en el baño cuando su padre sacó su arma de reglamento y le disparó a Morales.

González era jefe del Estado Mayor de la Región Estratégica de Defensa Integral Capital (Redi-Capital). Asimismo, era el gerente general de los Servicios de Navegación Aérea del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac).

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480