Tras el cerco que ordenó en San Salvador el presidente Nayib Bukele, fueron desplegados 2.000 soldados en la capital de ese país como parte del plan de lucha contra las pandillas.

Con el despliegue de 1.000 soldados en víspera de la nochebuena las autoridades salvadoreñas iniciaron el barrido delincuencial en la comunidad de Tutunichapa para luego proseguir con la misma cantidad de efectivos en la comunidad La Granjita.

«Más de 1.000 soldados y 130 agentes de la Policía, extraerán a los criminales que aún quedan en esta comunidad, famosa por el narcotráfico. Luego de cercar la Tutunichapa, famoso centro de distribución de droga, sabíamos que muchos narcotraficantes irían a abastecerse a la comunidad La Granjita, otro famoso centro de distribución”

Dijo el Presidente salvadoreño.

Todos los terroristas, narcotraficantes y pandilleros serán removidos de esta comunidad, hasta hace unos meses bastión del crimen. “Los ciudadanos honrados no tienen nada que temer y pueden continuar haciendo su vida normalmente.”, anunció el presidente salvadoreño Nayib Bukele.

En el operativo que se realizó casa por casa, hasta el momento fueron aprehendidas 18 personas de las cuales tres eran mujeres

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro, anunció en Twitter que “vamos a extraer a todos los terroristas y criminales que se ocultan en esta comunidad para que paguen por cada uno de sus delitos. Nuestra gente de bien se merece vivir en paz”.

Según una encuesta publicada por la Universidad Central Americana en octubre, el 75,9 por ciento de los salvadoreños aprueba la decisión del estado de emergencia del gobierno y piensa que las políticas de Bukele reducen los índices de criminalidad.

Tras fuertes medidas de seguridad en El Salvador, el número de los asesinatos cometidos entre enero y octubre de 2022 se disminuyeron en un 38%.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480