La modelo Valeria Ocando pasó por una mala experiencia en el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) luego que algunos funcionarios le informaran que no podría sacarse la foto para su cédula si no cambiaba antes su look.

“Necesito saber si la que estoy mal soy yo o qué está pasando con todo”, comentó Valeria en sus redes sociales.

“Primero, voy al Saime hoy por tercera vez en dos días. Ayer iba con una franela normal, cuello en ‘V’ y no me dejaron entrar porque ‘estaba escotada’, No me pude tomar la foto de la cédula porque ‘no me puedo tomar la foto con este cabello y con este color de cabello’”, relató.

En su siguiente intento, la joven se puso una prenda sobre la camisa y “aparte, yo voy en mi ‘toolbag’ llevando un llevando un maldito peluquín…”

Además, Valeria cuestionó: “¿a ustedes les parece más natural que yo salga en mi foto de la cédula con una puta peluca en vez de salir con el cabello que regularmente uso?”

“¡No sé por qué me siguen pasando estas cosas”, lamentó.

Final feliz

Por fortuna, Valeria tuvo la fortuna de que su destino cambiara. “Resulta que me llamó ayer, el jueves, el director del Saime, o sea, Gustavo Vizcaíno, para decirme que obviamente vio la noticia… es que esto se salió de control, me llamó y me pidió disculpas, que así no eran las normas”.

Según lo que explicó la joven en TikTok, Vizcaíno le dijo “que me fuera al Saime, que me iba a tomar la foto de nuevo, con mi cabello y que me la iban a entregar de una vez, fue una locura, ¡estoy en shock!”.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480