Según Iran Human Rights, ya hay 130 personas asesinadas desde que comenzaron las protestas en Irán tras la muerte de Masha Amini, una joven de 22 años golpeada brutalmente por la policía por no usar hijab.

Casi 3 semanas han pasado desde el inicio de las protestas en Irán tras la muerte a manos de la Policía Moral iraní de Mahsa Amini, una joven oriunda de la región del Kurdistán iraní de 22 años, el 16 de septiembre pasado, luego de estar varios días en coma.

Iran Human Rights, una ONG con sede en la capital noruega, estimó este domingo que en el marco de las protestas han muerto más de 130 personas. En las protestas inmediatas a la muerte de Mahsa Amini fallecieron 90 manifestantes por la represión policial.

Otras 41 fallecieron como consecuencia de enfrentamientos violentos con la policía en la ciudad de Sahedan, el sureste de Irán, según la ONG noruega. Los protestas en Sahedan se iniciaron después de que se acusase de un jefe de la policía de haber violado a una muchacha de 15 años perteneciente a la minoría sunita, en el contexto de las protestas por la muerte de Amini.

Por su parte, la cantidad de detenidos, contabilizando, entre otros, activistas, manifestantes periodistas y abogados, se cuenta de a miles. Entre ellas, las autoridades iraníes arrestaron a la hija del expresidente Akbar Hashemí Rafsanyaní por incitar a las protestas. Mientras tanto, las protestas contra el régimen iraní continúan tanto en Teherán como fuera del país.

No es la primera vez que Hashemi, ex legisladora y activista por los derechos de las mujeres, tiene enfrentamientos con las fuerzas de seguridad iraníes por incumplimientos de ley en la república islámica.

Qué pasó con Mahsa Amini

Inicialmente, Amini fue detenida por la policía moral de Irán por usar un “atuendo inadecuado” y violar el código de vestimenta para las mujeres. La verdadera razón de su arresto fue que no estaba utilizando “correctamente” el hiyab.

La policía moral es una fuerza creada directamente por el Ayatolá y es responsable de garantizar el respeto de la moral islámica descrita por las autoridades clericales del país, siguiendo la Ley Sharía al pie de la letra según la interpretación del régimen iraní.

El padre de la mujer afirmó que las autoridades iraníes cubrieron los moretones en el cuerpo de Amini y se negaron a permitir que su familia los viera, lo cual denota que la víctima fue severamente golpeada por la policía, lo cual fue confirmado con una brutal foto de la mujer en coma en el hospital.

Mientras los manifestantes corean eslóganes como “Muerte al dictador” y “Mujer, Vida y Libertad”, las fuerzas de seguridad han utilizado gases lacrimógenos, palos y, en algunos casos, munición real, para reprimir a los que se muestran a favor de las manifestaciones contra el gobierno.

Además, las mujeres se quitaron desafiantemente sus hiyabs en las manifestaciones y los quemaron en hogueras en la vía pública, mientras otras se cortaron el pelo, según se ve en videos difundidas viralmente en las redes sociales, una actitud desafiante contra el régimen iraní.

Según la interpretación del régimen teocrático iraní de la Ley Sharía, el cabello suelto es considerado como un factor seductor, razón por la cual este debe ser tapado. Por eso, en símbolo de protesta, las mujeres se sacan el velo y se cortan el cabello, buscando que se visibilice la lucha que están llevando.

Mientras tanto, Ebrahim Raisi, presidente ultraconservador de Irán, dijo el domingo que la “conspiración” de los enemigos del país había “fracasado”. “En un momento en que la República Islámica estaba superando los problemas económicos para ser más activa en la región y en el mundo, los enemigos entraron en juego con la intención de aislar al país, pero fracasaron en esta conspiración”, expresó en un comunicado difundido por la presidencia.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480