El pasado martes 27 de septiembre, la Selección de Fútbol de Irán se enfrentó a Senegal como parte de los partidos amistosos rumbo a Qatar 2022. Sin embargo, los asistentes notaron algo raro cuando los futbolistas salieron al terreno de juego. Resulta que el equipo salió vestido negro y tapando el escudo del régimen, como símbolo de solidaridad con las protestas que tienen lugar en su país.

Las revueltas contra el régimen que encabeza Ebrahim Raisi, el presidente impuesto por el líder supremo Alí Jamenei, comenzaron luego del misterioso asesinato de Mahsa Amini, una joven de 22 que fue inicialmente detenida por llevar el velo incorrectamente.

Amini estaba en Teherán con su familia, cuando fue detenida por la Policía de la Moral por el mal uso de la mencionada prenda. Según trascendió en las últimas horas, terminó falleciendo de un misterioso golpe en la cabeza.

A modo de respuesta, los jugadores del combinado nacional taparon el escudo que los identifica con un buzo negro y se negaron a celebrar el gol convertido frente a Senegal.

No contentos con esto y, pese a las amenazas del régimen de expulsar del equipo a aquellos que se manifiesten sobre el caso, algunos jugadores decidieron no quedarse callados.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480