Desde que en 1993 Yasser Arafat comprometió a la OLP “a una resolución pacífica del conflicto” con Israel, anunciando que renunciaba “al uso del terrorismo y otros actos de violencia” en los inicios del proceso de paz de Oslo, la Autoridad Palestina establecida en el Acuerdo de Oslo es calificada por muchos periodistas y políticos israelíes y americanos como el socio de paz palestino de Israel.

Desde su establecimiento, la Autoridad Palestina es controlada por Fatah, el Movimiento de Liberación Nacional Palestino fundado en 1959 y responsable de la mayor lista de ataques terroristas contra Israel. Y aunque Oslo sí abrió una oportunidad para la paz, esa oportunidad desapareció entre 2000, cuando el terrorismo de Fatah alcanzó su punto máximo en la Segunda Intifada, con una ola de atentados suicidas y tiroteos desde vehículos, en el marco de violentas protestas generalizadas y 2006 cuando Hamas tomo el poder de Gaza iniciando una guerra civil palestina. Fue cuando las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa, crecieron en Cisjordania y la Franja de Gaza como milicia terrorista oficiosa cubierta por la Autoridad Palestina controlada por Fatah.

Desde inicios de este año vemos un nuevo incremento de ataques terroristas contra israelíes perpetrados por grupos afines la Autoridad Palestina. La AP de Abbas protege y sostiene grupos terroristas dirigidos por miembros de Fatah con recursos donados por Europa y Estados Unidos para otros fines. Pese a depender de la inteligencia Israelí para no ser barridos por Hamas, Fatah adelanta acciones y sostiene una retórica que no difieren mucho de las de Hamas y otros grupos terroristas que exigen el exterminio de Israel.

Las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa y otros grupos armados cercanos a Fatah reivindican sus ataques mientras Abbas y sus altos funcionarios incitan a los palestinos contra Israel y glorifican a los terroristas caídos. En marzo, Dia Hamarsheh, miembro de las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa, asesinó a cinco civiles israelíes en Bnei Brak y Ra’ad Hazem, integrante de un grupo afiliado a Fatah, asesinó a tres civiles israelíes en Tel Aviv.

Las Brigadas de Mártires de Al-Aqsa y otros grupos afiliados a Fatah siguen lanzando ataques terroristas contra soldados israelíes y colonos judíos en Cisjordania. El 23 de septiembre las Brigadas publicaron un cartel de luto por el “martirio” del “héroe” Muhammad Abu Juma’a, un palestino común que intentó asesinar a cuchilladas a dos israelíes hiriéndolos gravemente antes de caer bajo el fuego de un policía en servicio.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480