Así como la década del ’60 estuvo marcada por avances en la industria de las naves espaciales en medio de una guerra fría donde la carrera espacial culminó con el alunizaje en 1969, hoy la carrera tecnológica tiene el foco en la inteligencia artificial y estamos viviendo una «carrera espacial» de la IA.

Todos los países con un gran centro industrial tecnológico, magnates y las grandes compañías de tecnología del mundo como Google, Meta y Microsoft, se encuentran compitiendo y desarrollando distintos sistemas de inteligencia artificial, tratando de ofrecer el mejor sistema al mundo.

El futuro llegó hace rato

Pensemos en todos los sistemas de inteligencia artificial que se hicieron públicos en estos pocos años, podríamos ubicarnos en 2019 o 2020 como meta de partida. OpenAI es una compañía de inteligencia artificial financiada por Elon Musk y ha hecho públicos varios sistemas para diversos fines.

Y si hay generación de imágenes, tan solo unos cambios en los algoritmos del aprendizaje automático introducen las IA de generación de video. Sistema como Runway ya están siendo usados para esto y su funcionamiento es igual a la anterior. Escribimos textualmente lo que queremos ver en un video y la inteligencia artificial lo generará. Podremos llegar a ver películas, cortometrajes, videoclips, publicidades, cualquier material audiovisual hecho por una computadora.

Y así podríamos seguir nombrando IA de traducción de voz y texto, clonación de voz, generación de textos de cualquier tipo y muchas funciones más. Sin embargo, la inteligencia artificial más revolucionaria que vimos hasta el momento es ChatGPT, que salió para uso público en noviembre de 2022.

ChatGPT tiene el potencial de cambiar nuestros modos con la tecnología e internet como lo conocemos actualmente. Todo lo relacionado con el lenguaje es abordado por ChatGPT y no hay nada más característico del homo sapiens que el lenguaje, es lo que nos permitió dividir tareas y organizarnos en sociedad.

Entonces, podemos mantener una conversación con ChatGPT y también puede respnder todo tipo de preguntas, generar chistes, poemas, cuentos, campañas publicitarias, notas periodísticas, artículos de opinión, planes económicos para países, sentencias judiciales, etc. Está en la creatividad del usuario lo que quiera hacer con ChatGPT, por lo que todavía estamos explorando sus usos.

El cerebro humano es el sistema más complejo del mundo. Pero no hay ningún impedimento físico para que surjan otros sistemas más complejos. Pensábamos que la inteligencia artificial solo abordaría cuestiones del hemisferio izquierdo del cerebro humano, lo más analítico y racional. Sin embargo, estos sistemas nos llevan a cuestionarnos lo que es o no es la creatividad. La inteligencia artificial ya compite con artistas en obras de arte, con escritores y compositores ¿Podrían llegar a dominar algo tan esencial y poético del humano como es el arte? Eso que ha inspirado a todas las generaciones. Sin duda tendremos que volver sobre antiguas filosofías para reformular la esencia del ser humano.

Todas estas IA , sorprendentemente han comenzado a automatizar tareas que implican la creatividad. No sé si estos sistemas son creativos, eso es otro debate, ya que lo que hacen es generar trabajos a partir del algoritmo de la nube, donde está almacenada toda nuestra historia y pensamiento.

Lo que quiero destacar es que en el pasado, cada vez que la tecnología había mejorado mediante la automatización un trabajo, siempre había sido de índole mecánica. Es decir, trabajos repetitivos o que implicaban una labor física costosa.

Es la primera vez en la historia de la humanidad que el ser humano crea automatizaciones que afecta directamente al trabajo creativo. Esto es la génesis de un gran cambio en la humanidad, lo que los científicos llaman ‘singularidad’. Se trata de un evento donde hay un antes y un después en la historia y cambia las reglas de juego.

Un poco de futurología

Es imposible saber cómo será la sociedad lo próximos años años. En lo que están de acuerdo tanto científicos como filósofos es que en el corto plazo estaremos viviendo en un mundo mediado por la inteligencia artificial y es nuestra responsabilidad buscar soluciones creativas a los desafíos que nos presentarán estos avances para incorporarla en nuestras vidas con armonía.

Teniendo esto en cuenta, voy a jugar un poco. En un rango de 15 o 20 años no existirán las webs ni las apps que usamos hoy en día, nos vamos a despedir de Facebook, Instagram y Twitter. Si queremos buscar algo en internet, directamente se lo pediremos a una inteligencia artificial super sofisticada que nos ofrecerá respuestas personalizadas.

La educación cambiará y el trabajo también. Seguramente viviremos una rutina con mucha menos carga laboral ya que la inteligencia artificial podría hacer muchos de nuestros trabajos mecánicos y tediosos de una manera más rápida y eficiente. Esto lo veo como algo muy positivo si destinamos todo ese tiempo libre que tendremos para nuestro ocio, entretenimiento, pasar más tiempo con familia y amigos y desarrollar nuevas habilidades y hobbies.

Mi mayor miedo, al menos en el corto plazo, es que estas IA lleguen a conocernos tanto individualmente que nos ofrezcan todo lo que queremos según nuestros gustos. Lo estamos viendo con los algoritmos en redes sociales que nos recomiendan contenidos en base a nuestras interacciones. Imaginemos que una inteligencia artificial podría ofrecernos recomendaciones e incluso crear una película, novela o videojuego basado en nuestros gustos.

Esto podría generar que nos sintamos tan cómodos con nuestros gustos y lo que somos en ese momento que no tengamos ganas de explorar, de ir más allá, intentar cosas nuevas ¿Para qué? Si un software que nos acompañaría todo el día nos conocería mejor que nadie.

Sin embargo, a pesar que la ciencia ficción siempre plantea un futuro pesimista, mi mirada es optimista. La curiosidad es inherente en el ser humano y creo que estos sistemas estimularían mucho nuestra creatividad, generando una competencia sana entre humanos y tecnología si logramos generar una nueva manera de pensar para incorporar la inteligencia artificial en armonía con la humanidad.

Obviamente estoy dejando de lado muchos tópicos como la economía, el derecho, medios de comunicación, medicina, etc. que también sufrirán enormes modificaciones. Pero como fan de la ciencia ficción, el futuro será emocionante.

La humanidad necesitará un manera de pensar radicalmente nueva para sobrevivir y estoy seguro que lo haremos. Todos los avances tecnológicos nos plantean nuevos desafíos a resolver y creo que los tendremos que afrontar de una manera colectiva nunca antes vista en nuestra historia. Si aparece un sistema indistinguible del humano, nos puede llegar a unir más como especie. Pues estaremos por primera vez ante una inteligencia superior a la nuestra en capacidad de cálculo. Tendremos que evolucionar en conciencia.

«Ningún problema puede ser resuelto en el mismo nivel de conciencia en el que se creó”, Albert Einstein.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480