En plena campaña electoral en el año 2020 el en ese entonces Presidente Donald Trump lideraba una campaña dedicada al engrandecimiento económico de los Estados Unidos, hasta ese momento Trump tenía resultados muy positivos en ese aspecto, sumado a una política internacional que había pacificado gran parte del mundo gracias a una poderosa estrategia de negociación, que hasta ese momento llevaba de forma exitosa.

Ante estas situaciones se enfrentaba a su reelección el candidato demócrata Joe Biden quien con una estrategia feroz de los medios y las redes sociales lograron invisibilizar las propuestas de Trump y además darle impulso al demócrata.

Una pandemia y protestas en todo el país con un tinte racial le dieron la guinda al pastel para que el longevo aspirante llegara a la Casa Blanca aun cuando hubo acusaciones de fraude.

Primera parada: Afganistán

Ante la sorpresa del mundo vimos como Biden sacaba las tropas de Afganistán acto que tuvo como consecuencia el ascenso al poder de los talibanes en pocos días, una crisis humanitaria en ese país que perjudicó de manera general a toda la sociedad civilizada de esa nación.

Los Estados Unidos bajo el liderazgo de Biden mostraron una debilidad extrema que avergonzaba a sus mismos ciudadanos que además sufrían de otras consecuencias.

Y no fue un problema de fondo, sino de la desacertada forma en que el mandatario retiró a los soldados norteamericanos y el personal de apoyo en Afganistán. Lo que se veía en los noticieros sobre cómo se sucedían los hechos fue en realidad frustrante.

Durante la evacuación, varios miembros de la Unión Europea culparon a Washington por el caos que reinó en el Aeropuerto Internacional de Kabul, ahora bajo el poder del Talibán. La estrategia de salir de Afganistán, si es que hubo alguna, fue realmente un fiasco.

Una inflación imparable

Las medidas acertadas económicas de Donald Trump fueron pulverizadas en pocos meses por una administración terrible que no solo emite sin control sino que además no sabe como hacer para equilibrar el gasto, el tema inflacionario escandaliza al mundo entero que no veía una crisis de esa magnitud en mas de 50 años.

El gobierno de Biden ha sido sumamente criticado por la sociedad ya que la perdida de empleos es notoria.

Esto añadido a los aumentos de precios en alimentos, combustible, ropa y alquileres, cosa que ha empeorado la vida de los ciudadanos estadounidenses de clase media.

Ucrania: continuación de una política internacional desastrosa

Aunque el tema no es profundizar sobre la guerra de Ucrania hay que mencionar que la debilidad mostrada por Estados Unidos en Afganistán provocaron de alguna manera el envalentonamiento de Putin quien vio la oportunidad de expandirse hacia occidente comenzando por Ucrania.

Esto se ha combinado con las evidencias de que el hijo del mandatario (Hunter) ha tenido tratos de mas que decir de forma poco transparente que hace que se dificulte no pensar que este conflicto sea provocado de alguna manera para ocultar o para desencadenar alguna otra acción.

Crisis migratoria desatada

La debilidad de la administración demócrata también trajo como efecto que se desatara una ola migratoria inimaginable en el lado sur de la frontera, miles de personas cruzan ilegalmente desde México, sin que existan controles que remedien la situación.

Si bien, se entiende que muchos de estas personas que pasan la frontera vienen escapando de las crueles dictaduras de Cuba y Venezuela, también es cierto que los controles débiles han dificultado un control normal y natural.

La solución de Biden a esta crisis migratoria fue delegar en su vicepresidenta, Kamala Harris. En una entrevista con Lester Holt, un veterano periodista de la cadena de noticias NBC, se le preguntó a Harris si ella había visitado la frontera sur para determinar si allí había o no una crisis. La respuesta, entre risas, de la vicepresidenta fue que ella no la había visitado, de la misma forma que no había visitado Francia.

Escasez impensable

Seguimos sumando desaciertos que nos asombran y es que ver escasez de alimentos en los Estados Unidos es algo que no nos imaginamos ver, ver a norteamericanos cruzando a México para poder comprar leche es una cosa que nos deja boquiabiertos.

Si bien esto no hace que los Estados Unidos sean la mayor superpotencia del mundo, si ha hecho que otros los desafíen e intenten desplazar en liderazgo e influencia.

Sería muy pronto para decirlo, pero probablemente estemos ante el peor gobierno de toda la historia de los Estados Unidos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480