Hace días, un ciudadano estadounidense, identificado como Justin Chimienti, emitió una demanda en contra de las cadenas McDonald’s y Wendy’s por, a su juicio, «mentir» en los anuncios publicitarios de la Big Mac y la hamburguesa con queso Bourbon Bacon, respectivamente.

Chimienti aseguró haber pensado que las hamburguesas serían tan grandes y jugosas como se anuncian. Sin embargo, no lo eran, razón por la cual demandó a las cadenas de comida.

 

 

De acuerdo con el hombre, ambas cadenas de comida rápida «defraudan» a sus clientes con anuncios que hacen lucir sus hamburguesas más grandes de lo que realmente son y ello se debería, supuestamente, a que la carne que usan para las fotografías no está totalmente cocinada y ello hace que los alimentos luzcan entre 15% y 20% más grandes.

Además, expone que la carne se reduce un 25% cuando se cocina. Para reafirmar esto último, cita a un fotógrafo de comida que dijo que ha trabajado para McDonald’s y Wendy’s y que, aparentemente, prefiere usar hamburguesas poco cocinadas porque las hamburguesas completamente hechas se ven «menos apetecibles».

Por esto, la demanda busca daños compensatorios y punitivos no especificados por supuestas violaciones de contrato desde mayo del 2016 y violaciones de las leyes de protección al consumidor en todos los Estados Unidos.

La demanda, presentada en la corte federal de Brooklyn, es similar a otra demanda que se presentó en marzo contra Burger King en Miami.

Hasta ahora, McDonald’s y Wendy’s no se han pronunciado por ahora al respecto.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480