La nueva directiva de CNN no está dispuesta a soportar que la cadena siga arrojando números rojos. Por eso anunciaron que están cambiando su enfoque, de modo que se pueda ofrecer contenidos que interesen tanto a demócratas como republicanos. En pocas palabras, la compañía busca alejarse de la línea progresista para mantenerse a flote.

La revelación vino de David Zaslav, director ejecutivo de Warner Bros, quien tomó el timón de la crisis de audiencia luego de la fusión de Discovery Communications con WarnerMedia (propiedad de AT&T) para unir bajo un mismo techo a canales como TNT, HBO y CNN. Por ende, más que pasiones políticas e ideológicas, el empresario apunta a los resultados.

El periodismo primero. Estados Unidos necesita una red de noticias donde todos puedan venir y ser escuchados; republicanos, demócratas”, declaró a Variety sobre lo que será un futuro cercano con la pantalla de CNN ofreciendo informaciones para ambos tipos de público. Zaslav no desestima la relevancia que tiene el canal, pero luego de varios escándalos entre sus presentadores, su personal —incluyendo al expresidente de la cadena, Jeff Zucker— y al paupérrimo desempeño de la plataforma paga CNN+, la cadena necesita desesperadamente tener niveles aceptables de televidentes.

Desplome de sintonía

En el último trimestre del año pasado los números demostraron que la conservadora Fox News casi cuadriplicó la cifra de seguidores en el prime time de la progresista CNN. Y la tendencia se mantuvo.

Entre el 27 de junio y el 3 de julio, CNN apenas alcanzó el puesto número 10 en cuanto a ratings entre 8:00 pm y 11:00 pm. En contraste, Fox News se quedó con el primer lugar de acuerdo con datos de Nielsen, firma de análisis de audiencias. En este sentido, las calificaciones del pasado fin de semana «fueron las más bajas del año tanto en el grupo demográfico de 25 a 54 años».

Los motivos del declive son varios, pero parten de un mismo punto: las noticias no incluyen al presidente 45 de Estados Unidos, Donald Trump. Cuando el neoyorkino ocupaba la Casa Blanca sus declaraciones o apariciones públicas en sí mismas garantizaban altos niveles del audiencia. Al no tener eso, el interés mermó. En su lugar, el actual mandatario, Joe Biden, no dice demasiado, a menos que implique un escándalo internacional o algún traspié que haya tenido. Dicho desinterés quedó plasmado en reportes apenas terminó el mandato republicano.

Como resultado, la directiva ahora representada por Chris Licht está haciendo algunos ajustes. Entre las adecuaciones más importantes figura eliminar el uso excesivo del cartel de «noticias de última hora», por las quejas de que se convirtió en un «accesorio» de la cadena para alarmar en lugar de informar.

Movimientos internos en Warner Bros

Hay otro dato relevante dentro de las fichas que está moviendo David Zaslav. Ya que la fusión de Discovery Communications y de WarnerMedia abarca a un amplio abanico de canales, el directivo ha manifestado sus intenciones de reunirse con J. K. Rowling, la autora de la saga Harry Potter, uno de los productos más lucrativos de la compañía.

Luego de que la adaptación a película del último libro fue estrenada, el interés por los nuevos largometrajes no fue el mismo. Por ejemplo, Animales fantásticos: los secretos de Dumbledore, que llegó a los cines este año decepcionó en taquilla y en guion. Zaslav es consciente de esa caída y, aunque se desconoce el detalle de las conversaciones, su idea es darle un empujón a la franquicia y escuchar a la autora cancelada por la ola progresista.

Así que varias adaptaciones están en marcha para desprender del fracaso tanto a CNN como a otros proyectos de Warner Bros.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480