Derrotando a los candidatos más moderados por un amplio margen, el derechista libertario pro-Trump y fanático del Bitcoin es la nueva esperanza para los conservadores canadienses.

Recibiendo un abrumador apoyo del 68% de los afiliados, el diputado por la provincia de Ontario Pierre Poilievre se convirtió en el nuevo líder del Partido Conservador de Canadá y buscará derrotar en las próximas elecciones federales al actual Primer Ministro, el progresista de extrema izquierda Justin Trudeau.

Tras una campaña de más de 7 meses donde realizó unos 80 eventos y atrajo a cientos de miles de simpatizantes, Poilievre, un derechista con ideas libertarias de 43 años, se impuso decisivamente al centrista Jean Charest, ex líder del Partido Liberal de Quebec, que solo obtuvo el 16% de los votos, y a los socioconservadores Leslyn Lewis y Roman Barber.

Considerado como la nueva joven estrella del conservadurismo canadiense, Poilievre basó su campaña en su deseo de transformar a Canadá en “la nación más libre del planeta”, adoptando las criptomonedas como una moneda de curso legal para quitarle poder a los banqueros y políticos.

Notablemente, el joven político fue uno de los pocos líderes del conservadurismo local que apoyó al “Freedom Convoy“, la protesta encabezada por camioneros canadienses contra las medidas sanitarias dictatoriales impuestas por Trudeau que paralizaron al país el pasado mes de abril.

Su plataforma política también incluye propuestas como recortar el gasto público, achicar el déficit fiscal, eliminar el impuesto al carbón, derogar todos los mandatos de vacunación inconstitucionales ordenados por Trudeau y despedir al actual presidente del Banco de Canadá, responsable de la peor inflación de la historia del país.

El empuje final a la campaña de Poilievre vino de parte de su mentor Stephen Harper, considerado como la máxima figura del conservadurismo canadiense moderno ya fue el primer y único miembro del Partido Conservador en ocupar el cargo de Primer Ministro desde 2006 hasta la victoria de la coalición liberal encabezada por Trudeau en 2015. Harper ha expresado su afinidad por Trump y en Canadá lo han apodado “el primer Trump”.

Tras su victoria en la noche del sábado pasado, el nuevo líder del partido subió al escenario para celebrar la victoria, brindar un discurso de unidad e indicar que el trabajo de atraer votantes para destronar al gobierno de Trudeau en los próximos años ya ha comenzado.

La popularidad que Polievre ostenta es abrumadora. El video de lanzamiento de su campaña ya ha acumulado casi 5 millones de reproducciones y desde que anunció su campaña para convertirse en nuevo líder el año pasado ya se han afiliado más de 312.000 personas al Partido Conservador.

El año pasado, el Partido Conservador, de la mano del centrista moderado Erin O’Toole, volvió a perder las elecciones federales, lo que permitió que la coalición de Trudeau permanezca en el poder por un tiempo más.

Tras años de una política de moderación y un discurso centrista, los conservadores canadienses parecen haber cambiado finalmente el tono político con Poilievre como su principal figura y buscan volver a conectarse con su base de votantes y con el harperismo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480