El expresidente republicano y aspirante a la presidencia Donald Trump dijo que ve con buenos ojos que Ron DeSantis pueda hacer formula presidencial de cara a las elecciones de 2024.

Cuando se le preguntó en una entrevista este jueves sobre la posibilidad de una boleta Trump-DeSantis en 2024, Trump señaló que tiene una buena relación con el gobernador de Florida: «Fui muy responsable de su éxito, porque lo respaldé y subió como un cohete» . Trump ha dicho que volverá a ser candidato de las elecciones de 2024 después de perder la reelección ante el presidente Biden en 2020.

Pero a su vez DeSantis también ha surgido como un posible contendiente para la nominación republicana, ya que su perfil nacional entre los republicanos ha aumentado en los últimos años . Si bien DeSantis ha descartado las especulaciones sobre una candidatura presidencial para 2024, también se negó en múltiples ocasiones a descartar una carrera, incluso si Trump finalmente decide lanzar una campaña de regreso. A pesar de las tramas politicas que se han creado sobre un posible enfrentamiento, ambos han insistido en que tienen una buena relación, ademas de que han sido vistos hablando en una boda en abril en Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida. DeSantis se ha convertido en una superestrella entre los republicanos por derecho propio, ganando terreno por su enfoque de laissez-faire ante la pandemia de COVID-19 y sus frecuentes peleas con los medios y los demócratas nacionales.

Algunos analistas piensan que DeSantis mantiene las mismas posturas políticas de Trump que buena parte de los republicanos comparten, pero no tiene los defectos del expresidente, como podrían ser su autoritarismo, los excesos de ira, su reconocida afición a las damas, su tendencia a crear una realidad distinta a la verdadera y sus problemas por resolver con la justicia.

Además DeSantis muestra menos factor de rechazo que Trump. Si Trump no se postulara, DeSantis tendría la primera opción de ser el candidato republicano y es el único que podría ganarle al expresidente. También la mayoría de republicanos aspiran a un cambio generacional en el partido. Políticamente todo esto aboga para señalar que Trump no la tendrá fácil esta vez. Son demasiados los dirigentes del partido que preferirían ver a Trump como lo es ahora: como expresidente. Es obvio que Trump sabe esto. Por ello le ofrece a Ron de Santis ir en la papeleta presidencial como su segundo de abordo.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480