Los últimos meses de Elon Musk estuvieron llenos de controversia y no parece que eso vaya a cambiar. Suponiendo que la noticia de la adquisición por $44 mil millones del empresario estadounidense a Twitter y su posterior anuncio de su salida no satisfizo a los accionistas de la red social, quienes han emprendido acciones legales para llegar a un acuerdo de compra. Ahora, el hombre que movió el hashtag es el dueño de Tesla, quien denuncia una serie de irregularidades en la forma de operar de Twitter.

El viernes 20 de julio, Elon Musk presentó una contrademanda en la corte de Delaware. En esta contrademanda, se sabe que el CEO de Tesla admite haber sido engañado por Twitter al no informarle sobre las cuentas falsas y cómo explicarlas, localizarlas y eliminarlas. Como resultado de esta situación, el comerciante argumentaría que la red social cambió la cantidad de usuarios activos diarios rentables en los días previos al acuerdo preestablecido, lo que resultó en un aumento significativo en el precio de compra.

La medida de Elon Musk llega varias horas más tarde de que durante la última hora del jueves que la magistrada Katheleen McCormick, encargada del caso en el tribunal de Cancillería de Delaware, anunciase que el juicio se realizaría el próximo 17 de octubre y que tendría una duración de cinco días. Esta medida se tomó después de aceptar la petición de Twitter de que fuese un proceso de vía rápida, ante la solicitud de Musk de que se realizase el próximo mes de febrero.

Una disputa que se prolonga en el tiempo

A principios de julio, Musk anunciaba su intención de alejarse de la compra de Twitter acusando a la red social de manipular sus datos. Ante esta situación, la empresa de microblogging no dudó en mover ficha y le demandó alegando que estaba empleando una maniobra de distracción y le recordaba que estaba obligado a cerrar el acuerdo por 54,2 dólares por acción, en un momento donde la incertidumbre ha causado que las acciones hayan caído a 41,61 dólares.

Entre la documentación que ha aportado Musk en su nueva contrademanda, sorprende un documento de más de 164 páginas que por el momento no es público. Eso sí, no sería de extrañar que en las próximas horas se presentase una versión redactada. Por su parte, Twitter ha reconocido que el empresario está desviando la atención y ha solicitado un conjunto de datos irrelevantes con la intención de demostrar que ha violado el contrato de acuerdo.

Las demandas entre ambas partes no han parado de crecer. En las últimas horas Luigi Crispo, propietario de 5.500 acciones de Twitter, ha comentado que Mus cuneta con un deber fiduciario con los accionistas de la empresa al contar con el 9,6% de la empresa y por un acuerdo de adquisición que le otorga derecho a vetar muchas decisiones de la empresa. Por su parte, la junta directiva de Twitter ha invitado a los accionistas a una reunión el próximo 13 de septiembre donde darían luz verde a la compra por parte de Musk. Sea como fuere, todo apunta que esta situación se prolongará en el tiempo y no sabremos en mucho tiempo la resolución definitiva.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook35k
Twitter2k
Instagram480